Las diferencias entre la carne blanca y carne oscura del pollo

La carne oscura del pollo es más jugosa y con mayor sabor que la carne blanca; revisamos cuáles son las diferencias entre una carne y otra, qué las hace diferentes y si ambas son saludables

La carne de pollo es considerada como una fuente de proteína animal saludable. El pollo tiene carne blanca y carne oscura, entre una y otra carne hay algunas diferencias, revisamos cuáles son y si ambas carnes son igual de saludables.

La carne blanca se encuentra en las pechugas y las alas, mientras que la carne oscura del pollo se encuentra en las partes como los muslos y las piernas.

Cuanta más mioglobina, más oscura es la carne. “La mioglobina es una proteína transportadora de oxígeno responsable de dar a la carne oscura su color rojizo… Cuanta más mioglobina, más oscura es la carne y más rica en nutrientes”, señala chicken.ca.

En cuanto a su sabor y textura, la carne blanca del pollo es magra y se sabor suave. La carne oscura es más jugosa y tiene un mayor sabor. La carne blanca puede secarse fácilmente cuando se cocina, especialmente si se cocina demasiado; en cambio, la carne oscura puede cocinarse por más tiempo.

La carne blanca de pollo tiene menos grasa y calorías que la carne oscura. Es la pequeña cantidad de grasa extra lo que hace que la carne oscura tenga una textura más jugosa.

Tanto la carne blanca como la carne oscura son una fuente de nutrientes necesarios en una dieta saludable Aportan proteína, vitaminas B y minerales como potasio, hierro, magnesio y zinc.

La carne blanca es rica en proteínas, mientras que la carne oscura es más rica en vitamina B12, así como en minerales como hierro y zinc.

Una porción de 6 oz de pechuga de pollo magra aporta 54.5 g de proteína, equivalente al 109 % del valor diario recomendado. En 100 g de pechuga hay 32.1 g de proteína, equivalente al 64 % del valor diario según datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

En 100 gramos de muslos de pollo sin piel hay 25.95g de proteína. Su contenido de grasa saturada es de 2.6 g y 175 kcal; mientras que 100 g de pechuga sin piel tienen 0.59 g de grasa saturada y 146 kcal.

La carne oscura (100g) contiene 0.95 miligramos de hierro y 2.23 mg de zinc. La carne blanca tiene 0.48 mg de hierro y 0.97 mg de zinc.

Ambas carnes, blanca y oscura, son nutritivas y pueden ser parte de una dieta saludable. La elección puede depender de preferencias y necesidades nutricionales.

La carne oscura es una mejor opción para aquellos que intentan aumentar su ingesta de hierro. Para quienes necesitan controlar la ingesta de grasas saturadas pueden optar por la carne blanca. La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) sugiere elegir carne magra sin piel.

Por Alba Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *