Twitter compra la start-up Magic Pony para reforzar su área de inteligencia artificial

El objetivo de Jack Dorsey, CEO de la red de microblogging, es fortalecer el vídeo en directo ya que la pequeña compañía crea algoritmos que comprenden los rasgos de las imágenes, algo muy útil para Periscope

Twitter ha anunciado este lunes la compra de Magic Pony, una start-up especializada en nuevas técnicas de aprendizaje automático en el área de la Inteligencia Artificial. El objetivo de Jack Dorsey, CEO de la red de microblogging, con este nuevo movimiento es fortalecer el vídeo en directo.

La tecnología desarrollada por Magic Pony es capaz de detectar un individuo e informar de quién se trata. La compañía realiza investigaciones para crear algoritmos que comprendan los rasgos de las imágenes, algo muy útil para Periscope, por ejemplo. La aplicación para emitir vídeo en directo, que también fue comprada por Twitter el pasado año, mejoraría así su calidad a la hora de emitir contenido, tal y como ha asegurado Jack Dorsey en en el blog oficial de la compañía.

«El aprendizaje automático es cada vez más el centro de todo lo que construimos en Twitter», explica Dorsey. «Alimenta mucho -continua- el trabajo que estamos haciendo para que sea más fácil crear, compartir y descubrir el mejor contenido para que cada vez que abras Twitter estés inmerso en las noticias, historias y eventos más relevantes para ti».

Por su parte, Rob Bishop, confundador y CEO de Magic Pony ha declarado: «Hoy estamos muy contentos de anunciar que vamos a unir fuerzas con Twitter para utilizar nuestra tecnología en mejorar las experiencias visuales a través de sus aplicaciones».

Twitter incorporará al equipo el personal de la «startup», entre los que se encuentran once científicos de computación y neurociencia que se sumarán a Twitter Cortex, la división especializada en inteligencia artificial.

«Este equipo nos ayudará a alcanzar nuestro objetivo de hacer de Twitter el primer y mejor lugar para ver en vivo lo que está sucediendo en todo el mundo y comentarlo», ha asegurado Dorsey. Sin duda se trata de un movimiento clave para la compañía, que busca «renacer» de los números rojos si no quiere morir.

Cabe recordar, además, que la adquisición de Magic Pony no es el primer movimiento que Twitter realiza en este sentido. Su interés por el aprendizaje automático quedó claro en 2014 cuando compró Madbits. Un año después adquirió también Whetlab.

Aunque Twitter no ha dado detalle alguno de la compra, «TechCrunch» asegura que la red de microblogging ha pagado 150 millones de dólares, según indican fuentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.