Menos arbolitos navideños en los Estados Unidos

La guerra en Ucrania y la crisis medioambiental han dejado una huella costosa en los arbustos que se usan en esta temporada

Por Sofía Villa

Aunque usted no lo crea, y sin que siquiera lo hayamos imaginado, el efecto del enfrentamiento de Rusia por su invasión a Ucrania, amigo lector podríamos sentirlo más en este fin de año, pues deja huella en algo tan local y tradicional como las festividades decembrinas por sus efectos en la oferta y costos de los arbolitos navideños.

Como reportó un medio de Nueva York durante la semana que termina, la inflación de este año del 2022 que va en un 6,9%, aquí en los Estados Unidos, hará que sean más caros los árboles artificiales o los naturales, si prefiere esa opción; pues según fuentes de la Asociación de Árboles de Navidad de la nación, habrá que pagarlos con nuevo recargo de entre el 5% y 20%, por que será menor la oferta, en el país y New York no es la excepción porque acá también sufrimos los embates del alto costo de vida.

Todo porque, aunque esos combates tienen en ruinas a la lejana Ucrania, y aunque ocurren lejos del suelo americano, el enfrentamiento bélico frena el suministro de insumos básicos como los fertilizantes que sirven para proteger a los arbolitos, y por eso los pocos arbustos que sí llegan a los mercados estarán más caros.

Además, las alzas casi constantes durante todo el año, del precio de la gasolina encarecen los costos del transporte de estos pesados y verdes huéspedes, que tenemos cada año por estas fiestas como protagonistas de la alegría en los hogares. Ellos se ubican en el más destacado sitio de la casa, justo después que terminamos la celebración del Día de Acción de Gracias, o Thanksgiving, cada último jueves del mes noviembre, del año.

Y los problemas del medio ambiente localmente también los notaremos porque habrá menos oferta de árboles debido a la sequía que afectó plantaciones en estados como Texas, donde se perdieron unos 1.000 pinitos que ahora no podremos llenar de adornos o los regalos para nuestros seres queridos.

Y esa sequía también presiona el tema de la inflación, pues parece más apropiado como tema para los meses de febrero o septiembre, pero incrementa los costos de casi todo en un icónico mes como lo es diciembre, cuando nos preparamos para dar la bienvenida al comienzo de un nuevo año.

La ventaja es que estamos listos para pasar la página del Día de Acción de Gracias y disfrutar la alegría navideña. Por eso mejor compre su arbolito para el hogar, sin importar la guerra, la inflación o la crisis del medio ambiente y disfrutemos las fiestas y tradiciones que nos ayudan a mirar el futuro con optimismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *