Dietas que pueden aumentar o reducir el riesgo de muerte súbita cardíaca

Un estudio señala qué estilo de alimentación se relaciona con un 26% menos de riesgo de muerte súbita cardiaca y qué productos de incluyen en dieta asociada con un 46% más de riesgo

El estilo de alimentación puede influir en la salud del corazón. Algunas dietas pueden aumentar el riesgo de muerte súbita cardíaca y otras pueden reducirlo.

En la muerte súbita cardíaca, el corazón deja de latir abruptamente, lo que lleva a la muerte una hora después de los síntomas. De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, (NIH) la muerte súbita cardíaca es una causa común de muerte en los Estados Unidos.

Los NIH señalan que los expertos en salud recomiendan una dieta baja en sodio y grasas saturadas para reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Una dieta saludable para el corazón también incluye muchas verduras, frutas y cereales integrales.

Dieta asociada a menor riesgo de muerte cardíaca

Las investigaciones muestran que la dieta mediterránea, llena de frutas, verduras, pescado, cereales y legumbres, con poca carne y productos lácteos, puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Un estudio encontró que la dieta mediterránea se asocia con un menor riesgo de muerte súbita cardíaca. Los investigadores analizaron las dietas de más de 21,000 participantes. Los resultados de la investigación se publicaron en el Journal of the American Heart Association en 2021.

Las personas que seguían de cerca la dieta mediterránea tenían un 26% menos de riesgo que otras personas con la menor adherencia.

El estudio fue dirigido por el Dr. James M. Shikany de la Universidad de Alabama en Birmingham y financiado por el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento y el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI).

La Fuente de Nutrición de Harvard explica que la dieta mediterránea es un plan de alimentación basado principalmente en plantas que incluye la ingesta diaria de cereales integrales, aceite de oliva, frutas, verduras, frijoles y otras legumbres, nueces, hierbas y especias. Las proteínas animales se comen en cantidades más pequeñas. La proteína preferida es el pescado y el marisco. La carne roja se limita a unas pocas veces al mes.

Dieta asociada con mayor riesgo de muerte súbita cardíaca

Los investigadores del encontraron que una dieta alta en grasas añadidas, alimentos fritos, carnes procesadas y bebidas azucaradas se asoció con un mayor riesgo de muerte súbita cardíaca.

Los participantes con un patrón dietético sureño tenían un 46% más de riesgo que aquellos con la adherencia más baja.

El patrón de alimentación “sureño” tiene grandes cantidades de grasas añadidas, alimentos fritos, carnes procesadas, de órganos, y bebidas azucaradas.

Por Alba Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *