AlimentaciónOyeme News

Deficiencia de hierro puede empeorar síntomas de problemas de salud mental

Consumir suficiente hierro a través de los alimentos es importante para la salud mental. La deficiencia de este nutriente puede empeorar síntomas de depresión y ansiedad.

Lo que se come y se bebe, así como la manera en la que el cuerpo utiliza los nutrientes tiene un papel importante en la salud mental. El hierro es un nutriente clave, su deficiencia puede afectar los síntomas de salud mental, según una investigación que comparte la Universidad de Michigan.

El hierro es necesario para producir neurotransmisores cruciales que afectan la salud mental, y las deficiencias pueden empeorar los síntomas de depresión, ansiedad y esquizofrenia.

El hierro juega un papel importante en la forma en que su cuerpo produce los neurotransmisores llamados serotonina, dopamina y norepinefrina, todos ellos importantes para la salud mental.

“Muchas personas que tienen problemas de salud mental como depresión o ansiedad, y los proveedores de atención médica que los tratan, pueden no saber acerca de este vínculo”, dice Stephanie Weinberg Levin, psiquiatra de Michigan Medicine y VA Ann Arbor Healthcare System.

Michigan Medicine, el centro médico académico de la Universidad de Michigan, comparte que comer alimentos ricos en hierro es importante para todos, y muchas personas no obtienen suficiente hierro tal como es.

Se puede tener deficiencia de hierro sin tener anemia. Las personas con problemas de salud mental pueden solicitar a su médico un análisis de sangre que mida los niveles de hierro, una prueba de ferritina.

Si el resultado de la prueba de ferritina es bajo, las personas deben aumentar el hierro en la dieta y si el proveedor de atención médica lo recomienda, consumir un suplemento.

La suplementación con hierro puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y reducir la fatiga, incluso en personas sin anemia por deficiencia de hierro.

Alimentos ricos en hierro

El hierro se encuentra naturalmente en muchos alimentos y también puede encontrarse en algunos productos fortificados. Se presenta en dos formas: hierro hemo y hierro no hemo.

Los alimentos vegetales aportan hierro no hemo, mientras que la carne, los mariscos y las aves tienen hierro hemo como no hemo.

El cuerpo absorbe mejor el hierro hemo, por ello es que, según los Institutos Nacionales de Salud, los vegetarianos que no comen carne, aves o mariscos necesitan casi el doble de hierro.

El hierro de fuentes vegetales se absorbe mejor cuando se come con carne, aves, mariscos y alimentos que contienen vitamina C, como frutas cítricas, fresas, pimientos dulces, tomates y brócoli.

Los alimentos que aportan hierro son:

Carnes magras, mariscos y aves.
Panes y cereales para el desayuno fortificados con hierro.
Frijoles blancos, lentejas, espinacas, frijoles y guisantes.
Nueces y algunas frutas secas, como pasas.

Por Alba Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *