CantantesChismes+Oyeme NewsRed Social

Alejandro Sanz comparte preocupante mensaje: “A veces no quiero ni estar”

Alejandro Sanz ha enviado un mensaje que encendió las alarmas de todas las personas que lo quieren y admiran. El cantante español declaró que no se encuentra bien

El cantante español Alejandro Sanz ha dejado a todos con mucha preocupación tras un mensaje que compartió en su cuenta de Instagram. El famoso intérprete ha hecho saber que no se encuentra bien: está triste y cansado.

El mensaje publicado durante la noche de 26 de mayo ha encendido las alarmas en sus fanáticos, quienes le han dado todas las muestras de apoyo posibles a través de las redes sociales.

“No estoy bien. No sé si esto sirve de algo pero quiero decirlo. Estoy triste y cansado. Por si alguien más cree que hay que ser siempre una brisa de mar o un fuego artificial en una noche de verano. Estoy trabajando para que se me pase… llegaré a los escenarios y algo dentro me dirá que hacer. Pero a veces no quiero ni estar. Literalmente. Solo por ser sincero. Por no entrar al ruido inútil. Sé que hay gente que se siente así. Si te sirve, yo me siento igual”, fue lo que escribió el intérprete de ‘Amiga mía’.

Esta confesión le cayó a todos por sorpresa. Miles de personas han enviado sus palabras de apoyo como respuestas a este tuit.

“Tus canciones me levantaron muchas veces, hoy tus canciones deben recordarte lo grande que eres. Son esos ratitos que nos das”, “Gracias por compartir. Ánimo. Nos queda mucho por vivir”, “Paso a paso… día a día… ¡Ánimo, aunque en verdad la mayoría de las veces no lo parece: te lo aseguro, vivir es increíble!!! Abrazo” y “Gracias por compartirlo. Debe ser muy difícil atravesar este momento. Te envío mucha fuerza. Cómo dices, encontrarás la forma de salir de esta. Muchos están en tu esquina. Te mando un fuerte abrazo a la distancia” son parte de esos mensajes de cariño que recibió.

Este es el primer mensaje de este tipo que publica el cantante y través de sus historias de Instagram también compartió sus palabras.

Por María Fernanda González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *