Carlos Oliva celebrará cinco décadas al frente de Los Sobrinos del Juez

Rodeado de sus amigos y haciendo lo que más le gusta, el músico cubano Carlos Oliva celebrará medio siglo al frente de la orquesta Los Sobrinos del Juez en el Hialeah Park Racing & Casino este sábado.

Por Arturo Arias-Polo

El concierto, organizado por el parque de la Ciudad que Progresa, contará con la participación de Willy Chirino, Roberto Torres, Hansel y Raúl y Lucy Grau. La animación estará a cargo de Adrián Mesa y Leo Vela.

“Es un gran honor cumplir un aniversario más haciendo lo que más me gusta. Sobre todo porque estaré rodeado de un grupo de músicos talentosos que también son mis amigos”, expresó Oliva, quien se enorgullece de seguir aportando al desarrollo de la música con el mismo ímpetu que en su juventud.

Aparte de Vehículo, Pelotero la bola y otros temas obligados en sus presentaciones, el músico hará dúo con Chirino en Los diseñadores –“que lo grabamos hace muchísimos años”– y You’ve Lost that Loving Feeling, “aquel éxito de los Righteous Brothers”. Luego unirá su voz a la de Lucy Grau en Heaven Knows, un tema de Donna Summer en tiempo de salsa.

De los números recientes incluirá Nada como Miami, “una canción que enaltece la ciudad donde he pasado la mayor parte de mi vida, y que para tantos cubanos y latinoamericanos representa un faro de libertad”.

Oliva aseveró que no existen fórmulas que garanticen la sobrevivencia de un grupo musical durante tantos años. Pero en el caso de Los Sobrinos…, no duda que “el tesón, el deseo de estar actualizados y el hecho de contar con un repertorio bilingüe han sido clave para enfrentar los avatares del competitivo mercado de la música”.

La orquesta está integrada por Omar Hernández (bajo), Manuel Torres (congas), Charlie Santiago (bongó), Julio Díaz (trompeta), Javier Concepción (piano), Jackson King (teclados), Richard Bravo (batería) y Camilo Valencia (saxo y flauta), el miembro más antiguo de la banda.

“Nuestro gran reto ha sido mantenernos vigentes sin el apoyo de la radio ni un gran sello discográfico. En todos estos años nuestra única arma ha sido la calidad, y gracias a ella hemos sobrevivido las modas y al ‘cambio climático’ en la industria”, dijo el director y vocalista, que no escatima elogios para I’m a Believer (Talent Beach Music, 2007), su álbum preferido entre toda su discografía.

Oliva, nacido en Sancti Spiritus, comenzó su carrera en el trío Los Juglares, con los hermanos Carlos y Rafael Orizondo. Tras arribar a Miami, en 1961, desempeñó varios oficios, hasta que conoció al compositor Julio Gutiérrez, quien lo invitó a formar parte de su orquesta en Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *