Una app para los vídeos subidos de tono

Rumuki permite grabar y compartir vídeos que se encriptan y solo pueden ser visualizados con el consentimiento de las dos partes El llamado porno de la venganza tiene los días contados con aplicaciones como Rumuki, donde solo se pueden visualizar los vídeos grabados en la intimidad si las dos partes dan su consentimiento. El funcionamiento de Rumuki, una palabra que significa ‘llave de la habitación’ en japonés, es simple: una de las dos partes de la pareja graba con el móvil un vídeo, entonces el servidor recibe el archivo e inmediatamente envía dos contraseñas a los dos dispositivos vinculados. A diferencia de otras aplicaciones como Snapchat, que también se han

Leer más