Zimbabue prohíbe el comercio de elefantes

Y el de rinocerontes, leones y pangolines, apostando por la conservación y el turismo

El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, ha prohibido el comercio de elefantes vivos después de las protestas que se sucedieron en el país africano tras la venta, el año pasado, de más de 30 crías de la especie a China.

Mnangagwa también ha prohibido el comercio de otras especies de animales silvestres, como rinocerontes, leones y pangolines, los cuales se encuentran dentro de los apéndices de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites).

Mnangagwa quiere desmarcarse de las políticas mediambientales que en el pasado adoptó su antecesor, Robert Mugabe. El Gobierno de Zimbabue justificaba hasta ahora el comercio de elefantes argumentado que su población «inasequiblemente alta» (86.000 ejemplares) excedía la capacidad de la carga ecológica recomendable de 54.000 individuos. Las ONG conservacionistas, sin embargo, consideran que la exportación de elefantes no constituye la mejor solución, dado que son animales que prefieren la temperatura de la sabana, y no el clima del lejano oriente, que fluctúa entre los extremos fríos y calientes, informa el diario local Daily News.

«Conservación y turismo van de la mano y mi gobierno se compromete a garantizar la seguridad de los visitantes y a trabajar con los socios que sea necesario para proteger nuestro mundo natural», ha manifestado Mnangagwa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.