Usain Bolt entró en escena en estos Juegos de Rio 2016

No fue más que un aperitivo, una etapa cuyo trayecto final concluye el domingo en la recta del Estadio Engenhao (03.25 en España).

En esa primera toma de contacto Gatlin, que entró andando y se le ve fuerte, se quedó en 10.01; el jamaicano Blake, el tercero que mejor sensaciones ofreció, corrió sin apenas esfuerzo en 10.10.Pero nadie despierta las atenciones de Usain Bolt.

No había llegado a los tacos y ya se escuchó un ‘¡Bolt, Bolt, Bolt, Bolt! de un público que por primera vez llenó casi los 56.000 asientos del estadio del Botafogo. Ni el fútbol lo ha logrado en estos Juegos.

Bolt se entregó al show, se tocó la camiseta, se señaló, lanzó los índices a la grada y pidió silencio al personal antes de ponerse a trabajar. El jamaicano, flanqueado por dos buenas referencias, como el trinitense Thompson y el británico Dasaolu hizo una carrera que si la vieron Gatlin y compañía deben preocuparse.

Giró cuatro veces la cabeza para saber donde estaba el bahreini Fisher, que por la calle 2, amenazaba con derrotarle en la serie y entró andando para marcar 10.07. Fue el último en reaccionar en 0,156 milésimas. Su show sigue siendo arrebatador.Ha venido a Río a «una misión», como suele decir. Que pasa por ganar tres oros. Y el de 100 lo ha empezado muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.