Un vídeo secreto de Google muestra cómo controlar y modificar la conducta de la gente

La empresa plantea que en el futuro podrá pronosticar y dirigir el comportamiento humano gracias al análisis de los datos almacenados de los usuarios

Google ha visto con preocupación que su vídeo Selfish Ledger (que en castellano significa “nuestro propio gran libro”) se ha filtrado. La grabación, de consumo interno, fue realizada en el 2016 por Nick Foster.

En el vídeo, que supuestamente no debería haber visto nunca la luz, la compañía plantea que en el futuro podrá pronosticar y dirigir el comportamiento humano gracias al estudio de los datos recopilados de los usuarios. Es decir, que será capaz de obtener hasta el más mínimo detalle de los ususarios para descifrar sus gustos y necesidades.

“Experimento mental”

El vídeo, de casi 9 minutos y que ha sido obtenido por The Verge, era parte de una presentación para un proyecto futurista dentro de la compañía.

Google ha explicado a la publicación tecnológica que el documento “no está relacionado con ningún producto actual o futuro” y se trata de “un experimento mental” de la compañía para “explorar ideas y conceptos incómodos con el fin de provocar la discusión y el debate”.

Lamarck y el ‘gen egoísta’

El vídeo introduce la teoría de la evolución formulada por Jean-Baptiste Lamarck, años antes de que saliera a la luz la formulada por Darwin. En ella, el naturista francés explica que las vivencias de una persona pueden sobrevivirla aunque muera, una tesis que recoge Richard Dawkins en su libro El gen egoísta.

Según la teoría del gen egoísta, el gen es la unidad evolutiva fundamental. Con esta premisa, Dawkins explica las relaciones sociales: la agresión, la guerra de sexos, el racismo, el conflicto generacional, e incluso la plausibilidad del altruismo.

Almacenar y “mejorar” a los individuos

Así, siguiendo estas enseñanzas, el gran libro de Google almacenaría la información de cada individuo para “mejorar” -según ellos- a cada persona en concreto, pero también a la especie humana en general.

La compañía imagina que podría utilizar ese “gran libro de instrucciones” de la misma manera en que los científicos tratan el código genético: manipulándolo para obtener determinadas consecuencias y guiar a la sociedad “hacia un resultado deseado”.

Las aplicaciones publicitarias son múltiples, y así lo demuestra el vídeo: Google sugiere qué comida consumir cuando se compra en un supermercado on line.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *