Udonis Haslem, el pilar del pasado para mirar con calma al futuro del Heat

No podía ser otra voz, ni mostrar otro rostro. La capitanía del Heat lleva los atributos personales de Udonis Haslem como signo de continuidad en una temporada donde cambian tantas cosas y se echan de menos otras figuras.

En la historia de la franquicia de Miami nadie ha tenido las insignias de capitán más tiempo que Haslem, quien aparece como el sobreviviente de una era dorada, miembro de los equipos campeones y colega de aventuras de algunos de los mejores jugadores de todos los tiempos en la NBA.

Cuando el coach Erik Spoelstra discutió el punto con Pat Riley, a ambos les quedó claro que no podría haber otras voces, que no debía haber más que una voz en el vestidor en los momentos difíciles: Haslem.

“Algunas cosas son tan abrumadoramente obvias, que uno no necesita gastar mucho tiempo para tomar una decisión’’, comentó Spoelstra. “Desde el primer día todos reconocieron que Udonis era la opción más segura para liderar. El también ha abrazado esta posibilidad’’.

De sobra son conocidas las tribulaciones de Haslem para ganarse un puesto en la liga, desde que no fuera elegido en el Draft y se viera obligado a jugar en Francia, pasando por el hecho de que no siempre se le ha dado el prestigio que merece.

Muchos olvidan que llegó a Miami junto con Wade y ambos forjaron una amistad a prueba de balas -que sirvió de mucho en aquel inolvidable título del 2003- antes de convertirse en los lugartenientes de un joven y desconocido Spoelstra.

Cuando LeBron James y Chris Bosh desembarcaron en Biscayne Boulevard con su carga de talento y las promesas de tiempos mejores, Wade y Haslem eran la referencia de casa, y desde un punto de vista geográfico, más el segundo por sus raíces en la comunidad.

Y cuando se fueron por diversas razones los tres grandes jugadores, Haslem queda como el último puntal de una época marcada por enormes momentos que difícilmente pudieran repetirse en este y las próximas temporadas.

“De año en año, él ha ido ganando experiencia en temas de liderazgo’’, agregó Spoelstra. “Nadie mejor que él entiende que ahora la necesidad y la responsabilidad son mayores, porque estamos incorporando nuevas caras. Udonis muestra perfectamente lo que significa ser un jugador del Heat de Miami’’.

¿Qué significa ser capitán en la NBA? Es la voz que se alza cuando se apaga la del coach, el dedo que apunta a la llaga de los problemas, el gesto encendido para levantar los ánimos apagados durante el medio tiempo, el consejo y el elogio, la confidencia y el debate honesto.

Ciertamente, Haslem no es el jugador de antes y sus minutos han disminuido de manera notable a medida que pasa el tiempo, pero los recién llegados y los más jóvenes entienden que su prominencia en el equipo no tiene discusión.

Ninguno querrá ponerse del lado disciplinario de Haslem.

“He aprendido de otros capitanes y sé lo que necesita este grupo de jugadores’’, indicó Haslem. “Pero he visto en la pretemporada que se entregan, se esfuerzan y van a dar el máximo cuando se de la orden de juego’’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *