Tyler Perry pasó de dormir en un coche a construir monumental mansion para su jet privado

El actor Tyler Perry, de 50 años, está construyendo el que podría ser su próximo hogar en la ciudad de Atlanta, Georgia, el cual contará de todos los lujos que nos podamos imaginar.

El portal de Internet TMZ dio a conocer que el también productor de cine, quien es un apasionado de las grandes mansiones, está edificando una nueva casa en un terreno de 1,200 acres.

Perry, quien fue el encargado de darle hospedaje temporal a Meghan Markle y al Príncipe Harry en la ciudad de Los Ángeles, dotará su nueva propiedad de un hangar y de una pista para su jet privado.

Aunque aún se desconocen mayores detalles sobre su nueva vivienda, se sabe que tendrá una extensión de 35 mil pies cuadrados y contará con una granja orgánica con animales, una gran piscina, un jacuzzi, entre otros lujos.

En un recorrido aéreo que hizo TMZ pudimos notar que Tyler Perry y su familia gozarán de una privacidad envidiable, pues la mansión está rodeada de grandes árboles, por lo que es prácticamente imposible que sean molestados por los curiosos o por sus propios vecinos.

Trascendió que el también cantante lleva desde el 2015 diseñando y construyendo la propiedad que muy pronto se sumará a su extenso emporio inmobiliario.

Contrario a lo sucedido con varias celebridades, Tyler Perry comenzó su riqueza desde cero, a tal grado que durante una etapa de su vida llegó a dormir al interior de un vehículo.

Tras tiempos difíciles, finalmente la fortuna le sonrió al creador de la abuela Madea, a tal grado que tras algunos años se hizo de distintas propiedades y hasta de un estudio de grabación, considerado como uno de los más grandes de todo Estados Unidos.

El magnate de los bienes raíces

Además de su próximo hogar y del que le prestó a los ex Duques de Sussex, Tyler Perry tuvo por 13 años una imponente mansión en Atlanta, la cual era comparada con el Palacio de Versalles de Francia.

El realizador gastó en su construcción cerca de $40 millones de dólares, pero tuvo que conformarse con venderla en $17.5 millones algunos cinco años de intentos fallidos.

El actual propietario de esa mansión es el presentador Steve Harvey, quien se hizo del lujoso palacio en mayo pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *