Truco para que el aguacate esté listo siempre

¿Estás harto de no poder utilizar esta fruta en varias ocasiones porque madura demasiado rápido y su color se vuelve marrón? Te contamos cómo hacer para aprovecharla siempre

Aunque desde este verano las ventas de aguacate empezaron a resentirse en nuestro país con una caída del 12,4% en valor respecto a la campaña anterior, su facturación ascendió a 10 millones para el de piel verde y 114,75 millones para la variedad Hass, según datos de la organización agraria Asaja.

Está claro que esta fruta está de moda y su demanda sigue creciendo. El aguacate es famoso por poseer una gran fuente de grasas, solo que las más sanas: monoinsaturadas, como las del aceite de oliva, de ahí que esté asociado a una alimentación saludable y esté presente en innumerables dietas para perder peso. También tiene un alto contenido en vitaminas, sobre todo E, C y A, lo que resulta el producto alimenticio perfecto para deportistas o embarazadas.

Pero desafortunadamente, también es característico su poco tiempo de madurez, poniéndose malos después de uno o dos días de comprarlo. Una australiana compartió una foto en un grupo de Facebook sobre alimentación de un aguacate ya partido que estaba sin mácula después estar congelado. Es cierto que mantenerlos a bajas temperaturas no les exime de madurar, pero esta mujer ha logrado una fórmula en la que conservarlo perfectamente. ¿Su truco?

Sigue sus pasos

Si quieres tener aguacate todo el año, la fundadora de la página ‘Recetas y consejos para cocinar lentamente’ ha compartido su experiencia y ha revelado cómo su método ayuda a organizar las comidas. «Recordé que alguien me había hablado de que los vendían congelados en el supermercado, pero nunca los encontraba, así que pensé en hacerlo yo misma», asegura a ‘The Daily Mail’.

Las instrucciones son muy claras: «Compro los aguacates, los corto por la mitad, saco la semilla y los troceo. Los coloco en una bandeja para hornear forrada con papel de pergamino y la congelo». Después de un día bajo esas temperaturas, las retira una a una y las coloca en una bolsa para que se puedan usar individualmente y no se queden pegadas en el interior (al haber hecho el proceso anterior evita que se rompan y adhieran en el plástico).

Otra forma de congelarlo es triturándolo previamente, ya sea aplastándolo con un tenedor o con la batidora. Una vez hecho el proceso se puede introducir en una bolsa con cremallera o en un tupper, así cuando se necesite, una vez descongelado, estará listo para incorporarlo a la receta. Es preferible en mitades, pues aunque la textura cambia, es mejor para recetas en las que lo vayas a añadir cortándolo en dados.

Ten cuidado al cortarlo

La gente no prevé que los aguacates que se compran suelen estar muy maduros y hay una comprensión mínima de cómo se deberían manejar, por eso hay muchos accidentes domésticos cuando se corta. La culpable parece ser su gran semilla, que la mayoría no sabe cómo retirar.

La carne del fruto se corta con mucha facilidad y al intentar retirar el hueso, las personas suelen agarrarlo con la mano, pudiendo el cuchillo atravesarlo o resbalar, clavándose el filo en los dedos o en la palma y causando problemas serios en tus manos.

A la hora de sustraer la semilla lo mejor es que esta operación se haga con el fruto apoyado sobre la superficie de la mesa. Una vez el aguacate esté partido por la mitad, basta dar un golpe seco con el cuchillo en el hueso y dar después un pequeño giro. De este modo, la semilla saldrá con facilidad y sin riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *