Triunfan los Marlins tras el regreso de sus estrellas

Desde que Andrew Cashner lanzó la primera bola se advertía que este juego iba a tener un desenlace diferente a los cinco anteriores. Tal vez por ver a Marcell Ozuna en los jardines y a Justin Bour en primera, quizá por Giancarlo Stanton en el banco…

Lo cierto es que estos Marlins salieron al terreno el miércoles en la noche con una actitud diferente y derrotaron 6-0 a los Filis delante de algo más de 20,000 aficionados para obsequiarse a sí mismos un balón de oxígeno en momentos de asfixia.

«Sí, todo es distinto, y tener a esos jugadores de vuelta es una sensación de alivio», comentó el manager Don Mattingly. «Todavía la tarea por delante es inmensa. Ahora es que debemos apretar el paso».

Hacía exactamente 36 choques que los Marlins no ganaban por más de tres carreras, desde el 30 de julio en un triunfo 11-0 sobre los Cardenales de San Luis.

Miami anotó carreras en las dos primeras entradas y volvió a la carga en la quinta y la sexta para apoyar la labor de un Cashner que hasta esta apertura había sido un verdadero desastre.

Su buena actuación de 5.1 capítulos sin permitir carreras no borra la realidad de un canje con San Diego que no ha traído absolutamente nada positivo a los peces -y si la pérdida de un prospecto como Josh Naylor-, pero al menos hace más digerible el fracaso.

«Un triunfo importante, donde todo funcionó», expresó Cashner de su primera victoria desde que llegara de los Padres. «Pude tirar mi sinker en las esquinas y mezclar lanzamientos. Todavía podemos levantarnos».

Cashner no ha tenido reparos en afirmar que «odia» la directriz que impide tener barba dentro de la organización de Miami y hasta comentó que eso incidiría en su decisión de irse o quedarse en el invierno.

Agente libre como será al final de octubre, los fanáticos tuvieron la oportunidad de verlo en una de sus últimas aperturas enfundado en el uniforme de los Marlins y de preguntarse qué habría pasado de lanzar de una manera más efectiva.

Pero si Cashner abrió una ventana a la esperanza de un mejor septiembre, de igual forma sucedió con Ozuna, quien pegó doble, sencillo y anotó un par de carreras, a la vez que patrullaba el jardín derecho.

Bour, por su parte, también pegó un imparable y le dio autoridad a la defensa en una inicial por la cual han pasado varios pretendientes sin que hubiera un reemplazo seguro para el fornido pelotero.

«Poder estar en la alineación y contribuir ofrece una sensación tremenda», explicó Bour. «A medida que avancen los días me sentiré más a gusto y podré aportar más en este momento crucial».

Ichiro Suzuki conectó triple en la primera entrada y sencillo en la quinta para llegar a 3,021 y superar en el puesto 26 de la lista de todos los tiempos con el cubano Rafael Palmeiro. Ahora se encuentra a solo dos imparables del puesto 25 ocupado por Lou Brock.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *