Un ‘HAT-TRICK’ de Leo Messi castiga a un City errático

Hasta que Leo quiera, el Barça será el Barça de Messi. El del espectáculo, el que castiga los errores y desquicia a sus rivales. Poco importa que al otro lado esté Guardiola. El balón es del argentino, el partido lo gobierna y lo guía hacia donde él quiera. El City se equivocó tres veces, y en las tres apareció Leo. Hizo un ‘hat-trick’ y acabó con todo. Porque en el fútbol, a día de hoy, manda Messi. Uno ve a dos porteros sacar el balón jugado una y otra vez y es inevitable sentirse mayor. El fútbol ha cambiado, definitivamente es otro. Ter Stegen y Bravo ejercen de libres, De

Leer más