Sin un as bajo la manga, carrera de campeón cubano estaría en el limbo

Quizá los managers de Luis Ortiz poseen escondida bajo la manga de su camisa de negocios un plan maestro para mantener al pesado cubano en una curva ascendente y relevante, una estrategia oculta a los comunes mortales.

Pero si este no es el caso, lo mejor que puede hacer Ortiz (25-0, 22 KO) es contemplar su faja interina con mucha intensidad, tirarle unas cuantas fotos, pues el campamento de Alexander Ustinov (33-1, 24 KO) piensa hacer todo lo posible por devolverlo al sitio donde estaba antes de firmar un pacto con Golden Boy.

Vlad Hryunov, quien dirige la carrera del gigante ruso, expresó a medios de prensa que piensa reunirse con ejecutivos de la Asociación Mundial del Boxeo (AMB) para pedir que se le retiré a Ortiz el título interino aún en su poder.

El empresario ruso informó al sitio Boxingscene.com que Ortiz y su campamento no habían firmado el acuerdo para celebrar la pelea contra Ustinov dentro del plazo concluido el 4 de septiembre.

Varias llamadas de El Nuevo Herald al equipo de Ortiz no han sido contestadas.

Hace apenas unas semanas, Hryunov se personó en las oficinas de la AMB en Ciudad de Panamá para ganar en una subasta el derecho de organizar el combate entre ambos pesados al presentar un cheque de $600,000.

Por parte de Ortiz no se presentó nadie para participar en el proceso, ni Golden Boy Promotions ni Dade Promotions, entidad que hasta el momento aparece sola en la esquina de representación del cubano.

El campamento de Ustinov tiene previsto celebrar el choque entre los mastodontes el 7 de octubre en San Petersburgo, como parte de una mega velada en homenaje al natalicio del mandatario ruso Vladimir Putin.

De acuerdo con reportes Ustinov y su gente le pedirían a la AMB que la faja interina le sea retirada a Ortiz para que pase de manera automática a su oponente o que se determine un nuevo rival.

No son pocas las voces entre fanáticos y expertos que han mostrado su preocupación por el futuro de Ortiz, luego de que cortara lazos -previo pago de una compensación de siete cifras- con Golden Boy, empresa con la cual saltó del anonimato.

Mucho se ha especulado sobre los futuros planes de Ortiz y rumores lo vincularían a Al Haymon, el controversial consejero de Premier Boxing Champions, o la nueva empresa del ex colaborador de Oscar de la Hoya, Richard Schaeffer.

Supuestamente, la cita entre Ortiz y Ustinov serviría para determinar el futuro retador para el que gane entre el campeón regular de la AMB, Tyson Fury, y Wladimir Klitschko.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.