Sarah Silverman revela que accedió a que Louis C.K. se masturbara delante de ella

Como era de esperar, sus palabras han sido recibidas con indignación entre cientos de compañeros de profesión

Cuando Louis C.K. fue acusado por varias compañeras y empleadas de haberse masturbado frente a ellas sin su consentimiento, su colega de profesión y buena amiga Sarah Silverman, que había sido y sigue siendo una de las voces feministas más poderosas de la industria y cuya propia hermana era una de las mujeres que habló en contra del humorista, quiso salir al paso de la situación en su programa ‘I Love You, America with Sarah Silverman’ para reconocer que no había sido capaz de asimilar lo sucedido y que no sabía cómo podía seguir queriendo a alguien que había hecho gala de un comportamiento tan deplorable, pero que de cualquier modo esos hechos no habían cambiado el cariño que sentía hacia el humorista. En sus intervenciones posteriores, abogó por su regreso profesional apuntando a que él al menos había sabido reconocer sus errores y enfrentarse a las consecuencias.

En ese contexto, resulta sorprendente que Silverman haya elegido precisamente este momento, cuando Louis C.K. ha comenzado a retomar su carrera -a finales de agosto ofreció su primera actuación en meses- para reconocer que en el pasado el intérprete se masturbó también en su presencia. En su caso, ella ha querido recalcar que esas interacciones no se produjeron en ningún momento bajo un contexto de coacción y que ni siquiera podrían considerarse realmente de naturaleza sexual, al menos por su parte.

“Sé que me voy a arrepentir de haberlo dicho“, arrancó la cómica en el programa radiofónico ‘The Howard Stern Show’ para advertir de lo controvertido de sus declaraciones. “Conozco a Louis de toda la vida. Y no estoy tratando de disculparle, así que por favor no intenten interpretarlo de esa forma. Somos compañeros, somos iguales”, añadió para dar algo de contexto a la situación.

“A veces le decía: ‘Venga, jo**r, por qué no, ¡quiero verlo!’. Solo éramos dos amigos y, a veces, pues sí, me apetecía ver algo así. Era increíble. Pero otras veces le decía: ‘No, no seas asqueroso’, y en su lugar no íbamos a comer una pizza“.

Los motivos por los que Silverman quiso compartir esa historia fue para tratar de ilustrar su punto de vista sobre el caso concreto del cómico, quien considera que nunca trató de utilizar su posición sobre ciertas empleadas o colaboradoras para tratar de ‘acorralarlas’, sino que más bien no era consciente de su situación de poder que eliminaba de la ecuación el factor de libertad para que las mujeres se negaran a sus peticiones.

“No estoy diciendo que lo que hizo estuviera bien. Solo digo que, llegado un punto, cuando se convirtió en una figura influyente en el mundo de la comedia, aunque no fuera famoso como tal, la situación cambió. Él debía de sentir que era la misma persona, pero la dinámica había cambiado y no era correcto”, alegó.

Como era de esperar, sus palabras han sido recibidas con indignación entre ciertos de compañeros de profesión y Rebecca Corry, una de las actrices que acusó a Louis de acosarla sexualmente, le ha respondido vía Twitter asegurándole que ella también era su igual y que él “no tenía nada que ofrecerle” cuando trabajaron juntos, pero que aun así arruinó con su actitud un día muy importante por el que ella había trabajado muy duro.

“Es un depredador que convierte a las mujeres en sus víctimas y que mintió al respecto durante décadas“, ha concluido.

Una vez más, Silverman no ha ignorado las críticas y se ha disculpado públicamente con ella: “Rebecca, lo siento. Ugh, esta es la razón por la que no me gusta pronunciarme al respecto. Pero parece que es imposible que promocione mi show sin que me pregunten al respecto. Tienes razón, eran dos profesionales y te jodi* y eso no está bien“, le ha contestado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *