Salma Hayek conmueve al acercarse a niña que le pidió un autógrafo

Fue el grito de «¡Viva México!» de una pequeña fan lo que logró llamar la atención de Salma Hayek, quien sin pensarlo se acercó para agradecerle su apoyo

Salma Hayek volvió a dar muestra de humildad y carisma, así como el eterno agradecimiento que siente por su público, a quienes recientemente conmovió gracias a la reacción que tuvo con una pequeña fan mexicana que le pidió un autógrafo.

Todo sucedió al finalizar la ceremonia en la que develó su estrella en el Paso de la Fama de Hollywood, en Los Ángeles, California, donde fue ovacionada por un grupo de fanáticos que esperaban verla a lo lejos.

Pero fue el grito de “¡Viva México!” de una pequeña fan, lo que logró llamar la atención de la actriz originaria de Coatzacoalcos, Veracruz, quien sin pensarlo se acercó a la niña para agradecerle su apoyo y darle un autógrafo.

“¿Cómo te llamas?“, preguntó a la pequeña que aseguró su nombre es Sammy y quien llegó con un sombrero de charro a sus espaldas.

Asimismo, la estrella de “Eternals” dirigió algunas palabras a los presentes: “Muy agradecida, muchas gracias a todos por venir. Gracias por el amor“, sentenció antes de retirarse entre su equipo de seguridad.

@osqui244Orgullo mexicano #salmahayek #Hollywood

♬ sonido original – user8757970993723

Como era de esperarse, el amoroso gesto llamó la atención de sus fans, quienes se han encargado de inmortalizar el momento y demostrar que Salma Hayek no solo goza de un enorme talento como actriz, ya que la humildad y amor por sus raíces mexicanas la han llevado a colocarse como una de las celebridades consentidas en la comunidad latina.

Pero este no fue el único momento de la noche que logró conmover a su público, pues durante el discurso de la ceremonia de develación compartió algunas anécdotas, y aunque confiesa que cuando inició su carrera sintió que no era bienvenida en un país ajeno, fue gracias a su perseverancia como logró demostrar que a pesar de los momentos complicados estaba dispuesta a cumplir sus sueños.

“Cuando llegué a casa pensé: ¿Qué hago aquí? Nadie me quiere. Casi me matan. Recuerdo haber ido al cine alguna otra vez y que alguien pateó mi butaca: ‘Mexicana, no te sientes enfrente de mí, regrésate a tu país’, me dijo. Recuerdo también estar en la fila del café y que alguien me sujetara el brazo y me moviera. ‘No estaré detrás de una mexicana‘. Me acuerdo que alguien en un estudio de cine me dijo una vez: ‘¿Por qué no vuelves a México y haces telenovelas? No hallarás trabajo aquí’“, narró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.