Rosalía: «Dejé huella cuando canté en los Grammy Latinos»

Nacida y criada en San Esteve Sesrovires, al sur de Barcelona, esta cantaora entiende el flamenco de tal forma que su arte supone una ruptura en el género

Por NACHO SERRANO

«Qué bien, y yo que creía que ahí pasaban completamente de mí», contesta Rosalía al saber que su nuevo single suena en Radiolé. Es normal. Su música ha sido escandalosamente ignorada por puristas flamencos, pero a ella le importa un pimiento. Va a lo suyo. Nacida y criada en San Esteve Sesrovires, al sur de Barcelona, Rosalía entiende el flamenco de tal forma que su arte supone no una revolución, sino una ruptura en el género. No sólo por sus fusiones de estilos, sino por la actitud y la estética que caracteriza su cante, un cante que deja una imborrable huella la primera vez que se escucha. Pero no crean que no conoce las tradiciones: el fenómeno Rosalía no existiría sin el estudio profundo de las grabaciones más antiguas que hay en los registros flamencos.

¿Cómo ve el recorrido de su primer disco, «Los Ángeles»?

Desde que salió han pasado muchas cosas, y todo muy rápido. Es como que no me lo creo todavía. No esperaba que crítica y público lo recibieran tan bién.

Acaba de grabar «Aunque es de noche», en homenaje a Morente.

Sí, es una canción que yo creo que habla de la muerte. Esa es mi lectura.

Su primer disco también gravitaba en torno a la muerte. ¿Por qué esa obsesión?

No sé, es una preocupación universal, que siempre acaba llevando a muchos otros temas interesantes.

¿Le da rabia llegar a la escena justo cuando se mueren los grandes?

Sí. Manuel Molina, Paco de Lucía… El año que quería ver a Morente se murió. Da pena aprender de ellos y no poder verlos nunca en directo.

¿Es una mujer espiritual?

No me bautizaron ni estoy vinculada a ninguna religión, pero sí. Creo que todos tenemos un sino, y que hay algo más allá de lo terrenal. Tengo fe en eso.

¿Le gusta tanto la moda como parece?

Sí, me gusta y forma parte de mi imaginario desde que soy pequeña. En mi casa siempre había revistas de moda. Me gusta jugar con la imagen.

De hecho, triunfa en Instagram.

La verdad es que no paro de subir en número de seguidores. Pero lo importante no es eso, es ofrecer algo genuino, que te represente.

¿Siente el peso de la fama?

¡Jajaja!Pues mira, hace poco estuve en la gala de los Grammy Latinos en Las Vegas, y te ves rodeada de gente que ha formado tu imaginario cuando eras pequeña. Alejandro Sanz, Juanes, Juan Luis Guerra… Y te sientes flotando. Pero luego lo piensas y ves que es fruto del trabajo, de todos los años que llevo estudiando y cantando.

¿Hizo buenos contacto en la gala?

Sí, hice una sesión con Sky, el productor de J Balvin, y fue muy guay, salieron cosas. Me apetece avanzar como compositora para otros artistas, incluso como productora. Ser cantante es sólo una parte de ser músico.

No ganó el premio al que estaba nominada, pero ¿cree que dejó huella en Las Vegas?

Pues mira, sí. Hubo dos galas. En la primera nadie sabía quién era. Pero ese día canté en el homenaje que le hicieron a Alejandro Sanz, y fue un antes y un después: en el photocall de la segunda gala todos los medios sabían quién era Rosalía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *