Rihanna hace historia al portar un Durag, prenda símbolo de esclavitud, en portada de Vogue

De acuerdo con la revista, fue la cantante quien tuvo la idea de posar con la prenda

Por Alejandro Vizzuett Díaz

Rihanna pasará a la historia de la moda como la primera persona en usar un durag, un pañuelo que se lleva en la cabeza y que hace años fue símbolo de la esclavitud, en una portada de la revista British Vogue, para su edición de mayo de este año, cuya fotografía fue tomada por el aclamado Steven Klein, reportó Daily Mail.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

TRUTH. @BritishVogue @StevenKleinStudio @Edward_Enninful

Una publicación compartida de badgalriri (@badgalriri) el

De acuerdo con Vogue, fue Rihanna quien tuvo la idea de usar un durag en la portada, y le envió la idea al editor en jefe de la revista, Edward Enninful, quien se sintió complacido con ella.

“¿Alguna vez pensé que vería un durag en la portada de Vogue? Ningún lector, yo tampoco… Sin embargo, aquí tenemos el durag más hermoso y aspiracional. Qué interesante. Se necesitó una persona de carisma extraordinario para lograr este momento“, expresó

En la publicación, la también empresaria habló con la emisora británica Aufa Hirsch sobre su experiencia viviendo en Londres su la lucha mundial contra el racismo; la intérprete ha pasado sus últimos tres años en la capital de Reino Unido, y ha dicho que está enamorada del anonimato que siente ahí.

“(Las calles) Están demasiado llenas de gente como para que yo les importe un carajo“, comentó.

Y señaló que su estadía en Londres le ha ayudado a tener una perspectiva diferente sobre cómo es la lucha contra el racismo y la injusticia, ya que considera que, aunque la Policía de Reino Unido es muy severa en esos casos, el racismo sigue vivo en todas partes.

“Es evidente (que el racismo) se está convirtiendo cada vez más en una norma, o es subyacente, donde las personas ni siquiera saben que está siendo obvias al respecto. Ya sabes, es sólo una capa subconsciente que está incrustada en todo su núcleo”, dijo.

Reveló que, al crecer en Barbados, en el Caribe, junto a su madre, Monica, quien era inmigrante de Guyana, tuvo sus primeras experiencias de racismo, las cuales le ayudaron a relacionarse y empatizar con mexicanos y latinos, quienes son discriminados en Estados Unidos.

“Sé lo que se siente tener a los de inmigración entrando en tu casa a media noche para arrastrar a la gente. No mi madre, ella era legal, pero digamos que sé cómo es esa pelea. La he presenciado. He estado ahí”, añadió.

La música y su marca Fenty Beauty, lanzada en 2017, fueron los salvavidas de la cantautora y el modo que ella encontró de canalizar sus experiencias de juventud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *