Rafa Nadal rememora viejos tiempos en Wimbledon

El bicampeón del torneo vence a Young y pasa a tercera ronda donde no llegaba desde el 2011

De momento Rafael Nadal ya está en la tercera ronda de Wimbledon. Después de sus malos resultados y decepciones ha ganado los dos primeros partidos, algo que no hacía desde el 2014 que llegó a octavos o su última final en el All England Tennis Club en el 2011 y que perdió ante Novak Djokovic. El estadounidense Donald Young ha sido su víctima en un partido que ha ganado por 6-4, 6-2 y 7-5.

Impecable con su servicio (80% de puntos ganados con con su primer saque y 4 aces), agresivo con el resto (5 roturas), valiente en la red (27 puntos de volea) y efectivo con sus golpes (38 ganadores y solo 16 errores no forzados), Nadal ha demostrado en la central del All England Tennis Club que viene dispuesto a rememorar viejos tiempos y sensaciones sobre la hierba que no tenía en los últimos años en los que se despidió en las primera rondas.

Nadal ha roto el saque de Young de entrada para tomar ventaja en el marcador y cerrar el set en poc más de media hora. En la segunda manga ha repetido la fórmula. Rotura de salida y otra más (4-1) para no dar opción. Nadal iba a por faena, solo le molestaba la llaga de un dedo de la mano, por el que pidió atención médica al final del segundo set y, en el tercero, solo le costó cerrar el partido al ceder su primer saque en el torneo (5-5), para recuperarlo después y ganar en 2 horas y 7 minutos.

A Nadal ya solo le queda el partido del viernes para conseguir el objetivo que se había planteado de acceder a la semana grande de Wimbledon y estar entre los 16 últimos candidatos al título. Su próximo rival será el ruso Karen Khachanov, debutante en Wimbledon, de 21 años, pero ya 34º mundial y una de las promesas del circuito.

También igual de contundente se había mostrado en el partido anterior Andy Murray para deshacerse del alemán de origen jamaicano Dustin Brown por 6-3, 6-2 y 6-2. Brown, número 97 del mundo y último verdugo de Nadal en la segunda ronda del 2015, puso la salsa sobre la pista a su habitual ritmo de reggae, con golpes inusuales, dejadas ariesgadas, subidas a la red tan valientes como complicadas, para el deleite de los aficionados. Pero los puntos han ido cayendo del lado de Murray.

Ante el virtuosismo del tenista alemán de largas rastas, Murray ha impuesto la sobriedad de un juego que, sobre la hierba, parece que está recuperando después de un mal inicio de temporada. El número 1 mundial y defensor del título no estaba para muchas excentricidades y solo al final del partido, tras dar la mano a Brown, ha sonreído y le ha felicitado por su virtuosismo. El campeón escocés se enfrentará el viernes en la tercera ronda al italiano Fabio Fognini, otro virtuoso de la raqueta, aunque con un estilo muy ditinto a Brown, que se ha impuesto al checo Jiri Vesely.

En el torneo femenino Carla Suárez ha quedado liminada por la china Shuai Peng por un doble 6-2. La tenista canaria nunca ha podido ante una rival correosa y muy sólida que la ha dominado. Tras esta derrota la representación femenina española ha quedado en manos de Garbiñe Muguruza, que este jueves se enfrentará a la belga Ianina Wickmayer, número 96 mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *