Previsión de tratamientos para estar radiante en la boda

Preparar una boda siempre genera mucho estrés porque hay poco tiempo y mil cosas por hacer. Todo ello puede producir tensiones que pasarán factura a tu bienestar. Es por eso que te explicamos algunos consejos de belleza y salud que debes seguir antes del gran día para estar radiante.

Como todo lo vamos a plantear con mucha antelación, vas a poder reflexionar sobre cuales son tus puntos débiles, para saber qué es prioritario a la hora de hacer tratamientos, etc. La hidratación de la piel es una de las primeras cosas que deberás tener en cuenta, ya que se empieza varios meses antes al tratarse de un proceso más largo. Usar cremas hidratantes para el cuerpo y la cara es uno de los primeros pasos para lucir una piel más fresca. En el caso de la cara, si la piel está bien hidratada, el maquillaje se verá mucho mejor. Esto tiene que ir seguido de una limpieza de cutis y dental, que debes hacerlo mínimo un mes antes de la boda.

Muchas novias deciden ponerse a dieta meses antes del gran día para estar más radiantes. Si decides hacerlo, piensa que debe ser con muchísima antelación, prácticamente desde el compromiso, pues las dietas siempre deben ser controladas por especialistas, con ejercicio y sin prisas. Ten en cuenta que cuando vayas a buscar el vestido, debes haber perdido ya la mayoría de tu objetivo, de lo contrario deberás hacerte arreglos hasta el último día.

Las pruebas de peinado y maquillaje son otro paso a seguir y programar con antelación. No te cortes el pelo durante este tiempo, pues luego si habías pensado en algún recogido no sería posible hacerlo. Una vez decidido con el peluquero/a el look elegido, puedes hacerte un saneado de puntas, bajo su supervisión. Tanto una prueba como la otra son imprescindibles, por mucho que confies en tu peluquero/a o maquillador/a, a veces la idea que te ronda por la cabeza no la verás igual de bonita una vez la probéis.

Entre cinco y tres días antes del gran día, ves a depilarte, así dejarás tiempo para que la piel se recupere y esté sin irritación y más suave que nunca. Finalmente, el día antes hazte la manicura y pedicura, asegurándote un buen secado y que no se te estropeen al hacer otras cosas. Escoge un tono que te favorezca y con el que te sientas indentificada. Ahora son más tendencia que nunca las novias con las uñas rojas o burdeos.

Encárgate de buscar bien qué tratamientos son buenos para ti y qué es lo que necesitas y deseas. Estar radiante el día de la boda requiere tiempo y dedicación. Existe una app de belleza, Treatwell, que te proporciona todos los tratamientos, peluquería, manicura, etc, que existen en tu ciudad y los centros donde se hacen. Te facilita el trabajo, pues directamente te explica qué hacen, cuánto valen y a qué hora puedes reservar mediante la aplicación. Un buen recurso si te sientes perdida entre tanta oferta o no tienes tiempo suficiente. Tener todos estos detalles bajo control te hará estar más relajada y disfrutar de todos los momentos del proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *