Por qué solo debes usar una cuchara de madera cuando cocinas

Estos utensilios poseen una serie de ventajas que los posicionan como los favoritos entre los profesionales frente a las herramientas de metal, y así lo explican

Los japoneses no cocinan jamás con cuchara de metal porque creen que los alimentos pierden sus propiedades y parte de su sabor. Aunque, claro, tampoco permiten a las mujeres cocinar sushi. Ya que es una cultura que nos pilla un poco lejos, probablemente no estamos tan concienciados como ellos en cuanto a nuestros utensilios de cocina. ¿Tú cuál prefieres cuando estás entre fogones?

«La cuchara de madera es atemporal, y uno de los mejores utensilios que puedes utilizar», asegura Heather Terhune, chef de cocina en Milwaukee, Wisconsin. «Ya sea para hacer un estofado o para la masa de un brownie. Puede que no llamen tanto la atención como otros, pero es el utensilio que los profesionales de cocina elegimos siempre, especialmente porque es muy duradera».

Ventajas e inconvenientes

Terhune hace énfasis en el hecho de que al ser fuertes y resistentes son también excelentes para mezclar hasta las salsas más espesas. «¿Quieres raspar el fondo de la sartén? Son suficientemente duras para ello, pero, por otro lado, también son suaves y no la dañan». Esto es especialmente importante, sobre todo en aquellas sartenes con antiadherente teflón y PFOA, el material que se utilizaba para pegar la capa de dicho antiadherente al aluminio de la sartén y que ingerido en altas dosis puede llegar a dañar la salud. Las cucharas de metal, sin embargo, sí podrían dañar la superficie de la sartén y contaminar los alimentos.

«Otra cualidad importante de la cuchara de madera es que no daña los utensilios de cocina y además son resistentes al calor, no hay riesgo de que se derritan» asegura, lo cual es bastante útil si no quieres quemarte la mano. Otra de sus ventajas es que son más baratas. «Y no solo eso», apunta la chef, defensora acérrima de estos utensilios. «Son buenas herramientas cuando tienes que cocinar cosas más delicadas, como sopas o salsas. Lo creas o no, tus brazos no se cansarán tanto a la hora de remover y no te harás añicos el músculo».

No es oro todo lo que reluce, por supuesto. La cuchara de madera, a pesar de tener muchas ventajas como las que acabamos de ver, también algunos inconvenientes. Es difícil mantenerlas en condiciones higiénicas aceptables, ya que si están muy ralladas pueden ser un nido de bacterias, o también se les pueden desprender algunas astillas que acabarán irremediablemente en la comida, lo que resulta peligroso. «Además, no sirven para todas las comidas», apunta Terhune. «Por ejemplo, para la crema batida o las claras de huevo no son muy útiles, es mejor utilizar espátulas de silicona en estos casos».

Aun así, ella las elige para casi todo. «Sobre todo porque pueden durar toda una vida si se cuidan adecuadamente. Yo todavía conservo algunas de mi abuela». Eso sí, advierte que nunca las debes poner en remojo o en el lavaplatos, pues podrían agrietarse si se exponen a altas temperaturas durante largos periodos de tiempo. Las partículas de alimento pueden incrustarse en las grietas, lo que da lugar a que aparezcan bacterias. «Límpialas con profundidad y sécalas, y podrás tener un utensilio que sirve para prácticamente todo y que podrás dar a tus hijos, a los hijos de tus hijos… y así sucesivamente».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *