Nick Carter, integrante de los Backstreet Boys acusado de violación

La cantante Melissa Schuman denuncia en su blog que fue forzada a tener relaciones sexuales sin su consentimiento

La lacra de los acosadores no parece tener fin. Hollywood, el mundo del espectáculo, la televisión y ahora también la industria musical. La cantante estadounidense Melissa Schuman, exintegrante del grupo de pop juvenil Dream, ha acusado de violación a Nick Carter, uno de los cinco miembros de la mítica banda musical de los Backstreet Boys.

Así lo ha revelado en su blog personal. En una larga y detallada publicación, la artista asegura que Carter abusó de ella en el 2002, cuando solo contaba con 18 años y su supuesto agresor, 22. “Voy a compartir algo que quise fingir que nunca sucedió desde que tenía 18 años, una carga que pensé que tendría que llevar durante el resto de mi vida y que sufrir en silencio”, afirma Schuman en el escrito.

Horas después de hacerse pública esta declaración, Carter, lo ha negado. “Estoy impactado y triste por las acusaciones de Schuman. Melissa nunca me manifestó cuando estuvimos juntos o en cualquier momento desde entonces que lo que hicimos no fue consentido”, dijo Carter en un comunicado dirigido a la revista ‘People’. El cantante, de 37 años, explicó que los dos grabaron una canción y actuaron juntos, y defendió que siempre fue “respetuoso” y “comprensivo” con ella “tanto personal como profesionalmente”.

La cantante de 33 años, hoy casada y con un hijo, explica que el primer contacto con Carter fue cuando el neoyorquino, por medio de sus representantes, mostró un inusitado interés romántico hacia ella, llegando a llamarla por teléfono en alguna ocasión sin apenas conocerse. Años más tarde, ambos intérpretes participaron en una película para televisión y Schuman, por entonces sin pareja, tuvo la impresión de que Carter era “amable” y “carismático”.

Según el relato de la artista, el ‘backstreet boy’ la invitó a pasar un día libre junto a un amigo en un apartamento en Santa Mónica, California. Schuman aceptó y decidió acudir a la cita con una compañera de piso. En un momento dado, Schuman y Carter comenzaron a besarse, pero ella le dijo que no quería ir más lejos alegando unas convicciones religiosas que le impedían tener relaciones sexuales antes del matrimonio. Pese a su voluntad, Carter le desabrochó los pantalones para practicarle sexo oral, obligando a Schuman a hacerle lo mismo a él. La cantante, con miedo ante un hombre mucho más grande, fuerte y enfadado por su actitud esquiva, finalmente accedió a las pretensiones de Carter.

Posteriormente, el músico la llevó a su cama, se tumbó sobre ella y la violó, pese a que ella le suplicaba no practicar sexo, ya que por aquel momento estaba esperando a tener relaciones íntimas con su futuro marido. Según el relato de la artista californiana, Carter hizo oídos sordos y se dedicó a susurrarle al oído: “Podría ser tu esposo”.

Tras esta agresión sexual, Schuman trató de denunciar lo sucedido y habló con su manáger, pero finalmente decidieron no seguir adelante por razones mediáticas y monetarias, ya que Carter “tenía al abogado litigante más poderoso del país”. Por su parte, el artista, hoy padre de familia, no ha respondido a las acusaciones ni a los intentos de diferentes medios estadounidenses de conocer su versión de los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *