NFL: Gase trata de disolver la presión que recae sobre los Miami Dolphins

Las dos derrotas seguidas que han sufrido los Dolphins en el inicio de la campaña no constituyen una lápida para Adam Gase.

El entrenador del equipo de Miami disolvió el lunes la presión que recae sobre sus hombros antes del partido contra los Browns de Cleveland, el próximo domingo (1 p.m.).

Será la primera cita en casa de la temporada regular y el estreno oficial del Hard Rock Stadium, que luce como un templo de lujo gracias a una inversión de $500 millones y dos años de trabajo en su remodelación. El marco está listo, solo falta el cuadro.

“El próximo es solo el tercer partido del año”, afirmó Gase. “Lo que pienso ahora es en el reinicio de la prácticas el miércoles”.

Gase recomendó a sus jugadores mucho cuidado de su cuerpo porque en 10 días jugarán dos partidos: luego del domingo contra los Browns deberán viajar a Cincinnati para enfrentar a los Bengals el jueves 29.

Por otro lado, el entrenador enfatizó que todavía hay muchas cosas por corregir en el equipo. Uno de los factores clave es que la ofensiva no alcanza el ritmo que se requiere. Y las consecuencias las paga la defensiva.

“La ofensiva no pude fallar en el intento de conseguir el primer down y esto ocurrió muchas veces en los dos primeros partidos, es absurdo”, comentó el estratega. “La defensa no tiene la oportunidad de llegar con cierta frescura al cuarto periodo si todo el primer tiempo no completamos la serie de ataques. Cuando le pedimos a la defensa que haga un esfuerzo extra en el momento final, bueno, en la jugada número 75 ya están fatigados”.

En la derrota 12-10 contra los Seahawks, en Seattle; y en la caída 31-24, contra los Patriots de Nueva Inglaterra, en el Gillette Stadium, la defensiva cumplió un buen papel, pero en la última y decisiva jugada no pudo contener al rival. En consecuencia, los Dolphins se encuentran 0-2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *