Neymar no jugaría el resto del año por decir insultos homofóbicos

La posibilidad de que el brasileño sea castigado severamente está latente

La polémica que dejó el Clásico de Francia hace unas semanas continúa y se está convirtiendo en una pesadilla para los protagonistas, ya que la investigación aún no termina y el castigo tanto para Álvaro González como para Neymar podría ser tan severo que los dejaría fuera de actividad el resto del año.

El astro brasileño ya recibió una suspensión de tres encuentros por los zapes o bofetadas en la cabeza que le propinó al jugador argentino, pero se le podrían sumar al menos otros nueve si se le comprueba que le lanzó insultos racistas a sus rivales.

De acuerdo con lo publicado por el diario L’Équipe, ese el castigo mínimo que les espera a ambos si se les comprueban los insultos, ya que supuestamente González provocó al brasileño diciéndole “mono hijo de puta”, por lo que Ney habría respondido la agresión con un “puto maricón”. Por si fuera poco, según El Partidazo de COPE, el Olympique de Marsella tiene pruebas de que el delantero del PSG también insultó a otro de sus jugadores, Hiroki Sakai, refiriéndose a él como “chino de mierda”.

De comprobarse estos insultos racistas, ambos jugadores se harían acreedores en automático a un castigo de entre 9 y 10 partidos, ya que según el artículo noveno del Reglamento de la Liga de Futbol Profesional: “cualquier insulto por motivo de ideología, raza nacionalidad o etnia” amerita la sanción mencionada.

Estos 9 o 10 encuentros de suspensión, más los 3 que ya tiene, dejarían fuera de actividad a Neymar durante aproximadamente 3 meses, es decir, prácticamente todo el 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *