Morante de la Puebla ‘limpia las lágrimas’ del toro antes de matarlo y se hace viral

El torero no tuvo mucho éxito en La Maestranza el pasado viernes, pero hoy todos hablan de él

Por Rubén Marín

Sin duda, la tauromaquia, la llamada ‘Fiesta brava’ sigue dividiendo opiniones abriendo una brecha cada vez más grande entre sus partidarios y sus críticos, y polarizando las opiniones en torno a ella, de por sí irreconciliables.

El pasado viernes 10 de mayo en La Maestranza durante la Feria de Sevilla se dio una escena impactante y de alto significado para ambos bandos que yacen enfrentados: el matador José Antonio Morante de la Puebla se plantaba en la testúz de su segundo toro de la ganadería de Jandilla para ‘secarle las lágrimas’ con un pañuelo que sacó de la chaquetilla de su terno.

Mientras unos, los más radicales ‘animalistas‘ tacharon a Morante de psicópata, sádico y perverso, otros, los defensores a ultranza de esta actividad y de su añejo estilo de ‘toreo verdad’ aplaudían su ‘valor‘ y su ‘noble gesto‘ de respeto hacia el animal. Pero la verdad es una. Los expertos afirman que no fue más que una caricia de reconocimiento, inspirada en su admirado Joselito el Gallo.

Y luego vino la defensa científica que afirma que un toro de lidia jamás podría ‘llorar’ durante una corrida: “En pleno esfuerzo de la lidia, al toro le pueden saltar lágrimas pero no están vinculadas a un sentimiento, sino a la entrega que la propia bravura lleva consigo. Son lágrimas de esfuerzo en el fragor del combate”, escribió Javier Fernández-Caballero en cultoro.es.

El debate está abierto y la guerra declarada… una vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *