Meryl Streep se niega a ver sus antiguas películas por una sensible razón

La nostalgia y los tiempos infelices que prefiere no recordar

Aunque lleva décadas demostrando por qué las mujeres de la industria del cine han de ser valoradas por su talento y no por la forma en que se ajustan a los inflexibles cánones de belleza que suelen imperar en este negocio, lo cierto es que la triplemente oscarizada Meryl Streep ha revelado ahora que ni una estrella de su categoría pudo escapar en su momento de la presión y las inseguridades derivadas de semejante dictadura de la imagen.

De hecho, la aclamada intérprete se niega incluso a día de hoy a revisitar algunas de las obras más destacadas de su filmografía para no tener que enfrentarse de nuevo a esos “tiempos infelices” que vivió durante ciertos rodajes a cuenta de su baja autoestima y de los complejos que albergaba sobre su físico.

“Cuando no tengo más remedio que ver una de mis películas antiguas, me doy cuenta de que estaba guapísima y de que era muy jovencita. Pero la verdad es que esos fueron tiempos muy infelices. En esa época me preocupaba demasiado de si mi nariz era muy grande o de si estaba gorda. Esas eran las típicas cosas que la gente te decía”, ha reconocido la artista en conversación con el presentador Stephen Colbert.

Tras admitir que las opiniones ajenas, por intransigentes y simplistas que fueran, hicieron mella en su amor propio y en su visión de sí misma, la versátil intérprete ha explicado que tuvo que recurrir a la transformación física radical que requerían algunos de sus personajes más notables para que el público dejara de prestar tanta atención a su apariencia y, de este modo, pudiera centrarse en la calidad de su interpretación.

“Era una ventaja poder dar vida a personajes de avanzada edad cuando era joven. También pude encarnar a un hombre en ‘Angels in America’. El caso es que podía jugar con mi apariencia y retorcerla tanto como quisiera, lo cual es para mí una especie de arte muy político. Supone una declaración de intenciones, es como decir: ‘Un personaje no tiene por qué atraerte o interesarte físicamente’”, ha argumentado durante su intervención en el evento benéfico ‘Montclair Film Fundraiser’, en Nueva Jersey.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *