Menos de la mitad de las mujeres estadounidenses toma las vitaminas de preembarazo recomendadas

Las mujeres también temen que los cambios en el sistema de sanidad tengan un efecto negativo en la atención prenatal; el costo de la atención médica es un problema importante

Las mujeres en edad fértil necesitan más educación para asegurar su propia salud y la de sus bebés, tanto antes como durante el embarazo, según los resultados de la nueva encuesta de Salud y Nutrición Prenatal (Prenatal Health & Nutrition) de mujeres estadounidenses anunciada hoy por March of Dimes. Aunque el 97 por ciento de las mujeres entre los 18 y 45 años que han estado embarazadas o están actualmente embarazadas reportó tomar vitaminas prenatales o multivitamínicos durante su embarazo actual o último embarazo, sólo el 34 por ciento dijo haber comenzado a tomar la vitamina prenatal o el multivitamínico antes de saber que estaba embarazada. Dicha cifra disminuyó al 27 por ciento entre las mujeres hispanas y al 10 por ciento entre las mujeres afroamericanas / negras encuestadas.

La encuesta en línea fue realizada por The Harris Poll en nombre de March of Dimes durante agosto de 2017, entre más de 1,000 mujeres estadounidenses entre las edades de 18 y 45 años.

“Aunque tiende a sorprender a algunos estadounidenses, más de 12,000 bebés, o el tres por ciento de todos los nacimientos, nacerán con defectos congénitos en Estados Unidos este año”, dijo Stacey D. Stewart, presidente de March of Dimes. “Los resultados de esta encuesta sirven como un recordatorio de la importancia de informar continuamente a las mujeres sobre los beneficios de tomar un multivitamínico con ácido fólico antes y durante el embarazo para mejorar su propia salud y la salud de su futura familia”.

Tomar un multivitamínico o vitamina prenatal que contenga 400 microgramos (mcg) de ácido fólico todos los días antes del embarazo y durante los primeros meses de gestación puede prevenir graves defectos de nacimiento del cerebro y la columna, conocidos como defectos del tubo neural (DTN). Debido a que estos defectos de nacimiento ocurren en el primer mes de embarazo, a menudo antes de que una mujer sepa que está embarazada, y considerando que cerca de la mitad de los embarazos en EE.UU. no son planificados, los multivitamínicos son reconocidos como una estrategia clave para reducir el riesgo de los DTN. Los bebés nacidos de mujeres hispanas tienen más probabilidades de nacer con DTN que los bebés nacidos de mujeres blancas no hispanas y los bebés nacidos de mujeres negras no hispanas. March of Dimes sostiene que hasta siete de cada 10 de los 3,000 DTN que ocurren cada año en EE.UU. podrían prevenirse si todas las mujeres en edad fértil tomaran multivitamínicos diarios que contienen ácido fólico.

Después del comienzo del embarazo, se recomienda aumentar la dosis de ácido fólico a 600 mcg diarios. Además, se ha descubierto que el hierro, el calcio, la vitamina D, el DHA y el yodo desempeñan un papel clave en el crecimiento y desarrollo del bebé durante el embarazo.

Disparidades raciales y étnicas en la atención médica de las poblaciones hispanas y afroamericanas

Las mujeres hispanas destacaron los desafíos de acceso a la atención médica, informando que el costo de la atención prenatal les afectó durante el embarazo (53%), lo que representa un índice significativamente mayor que entre las afroamericanas / negras (34%) y relativamente mayor que entre la población general (43 por ciento).

“Las disparidades entre grupos raciales y étnicos en materia de defectos congénitos y otros resultados relacionados con el nacimiento, como el parto prematuro y la mortalidad infantil, tienen implicaciones para toda la vida para la salud y el bienestar de las familias y para nuestra nación”, dijo José Cordero, MD, MPH, y director del Departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Facultad de Salud Pública de University of Georgia, y ex miembro del consejo directivo de March of Dimes. “Es fundamental que sigamos trabajando para mejorar el acceso a la información y al cuidado prenatal integral para las madres en comunidades afroamericanas / negras e hispanas”.

El problema del costo y el futuro apoyo de la atención prenatal

Los resultados de la encuesta también mostraron que el setenta y siete por ciento de todas las mujeres se preocupa de que puedan haber cambios en el sistema de sanidad que afecten negativamente el acceso a la atención prenatal. Además, el 43 por ciento de las mujeres que han estado embarazadas o están actualmente embarazadas informó que el factor costo afectaba cuando y si buscaban atención prenatal para su embarazo.

“March of Dimes está escuchando esta preocupación constante de las mujeres― tienen miedo de que la cobertura de seguro para apoyar embarazos saludables y bebés a término, tales como atención prenatal y vitaminas prenatales, pueda disminuir o incluso desaparecer con los cambios propuestos en el sistema de sanidad “, dijo Stewart.

De las mujeres que informaron que están tomando vitaminas prenatales o un multivitamínico durante su embarazo actual, o que los tomaron durante su último embarazo, la mitad tomó vitaminas vendidas sin receta y la otra mitad tomó vitaminas prenatales recetadas. De las mujeres que tomaron vitaminas prenatales con receta, el 88 por ciento informó que éstas estuvieron cubiertas por su seguro médico.

Médicos e Internet son las principales fuentes de información

Los médicos son la principal fuente de educación para las mujeres sobre el tema de embarazos saludables. Un 74 por ciento de las mujeres que han estado embarazadas o están actualmente embarazadas reportó haber consultado a su médico para obtener información sobre un embarazo sano y el parto, y el 92 por ciento de las mujeres que sí tomó vitaminas prenatales / multivitamínicos durante su último embarazo dijo que los tomaron sobre la base de la recomendación de un profesional de atención médica.

Cerca de la mitad de las mujeres que han estado embarazadas o están actualmente embarazadas (48 por ciento) también informó que buscaron información en línea, lo que March of Dimes sostiene reafirma tanto la oportunidad de llevar información de salud prenatal a millones de mujeres a través de Internet, como la importancia fundamental de las noticias e información médicamente confirmadas y confiables que proporciona March of Dimes en sus sitios web marchofdimes.org y nacersano.org.

La necesidad de una comprensión más profunda sobre las exigencias nutricionales

Otros hallazgos de la encuesta relacionados con los nutrientes necesarios para un embarazo saludable mostraron que la mayoría de las mujeres informó que saben que el ácido fólico es importante para la salud del bebé, pero no saben cuándo tomarlo, qué dosis tomar o por qué es importante. También se informó que saben aún menos acerca de otros nutrientes clave.

• Aunque casi dos tercios de todas las mujeres (63 por ciento) pudieron identificar el ácido fólico como un nutriente muy importante, menos del 40 por ciento de las mujeres encuestadas citó el hierro (36 por ciento), el calcio (33 por ciento) y la vitamina D (29 por ciento) como vitaminas que pueden ayudar a reducir el riesgo en la mujer de tener un bebé con un defecto de nacimiento.
• El ochenta y cuatro por ciento de las mujeres encuestadas que informó estar familiarizado con el ácido fólico no sabía (59 por ciento) la dosis recomendada del nutriente o citó la dosis incorrecta del mismo.
• El trece por ciento de las mujeres no era consciente de que evitar el consumo de tabaco y los productos de tabaco ayudaría a reducir el riesgo de defectos de nacimiento y el 12 por ciento desconocía que la eliminación del consumo de drogas ilegales evitaría dicho riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *