Mariah Carey y el vómito en el vestido de Michelle Obama

La cantante ha revelado su momento de mayor humillación

Ahora que su ejército de fieles admiradores ha conseguido hacer ‘justicia‘ y elevar hasta el primer puesto de las listas de ventas el denostado disco ‘Glitter’ (2001), la banda sonora de la cinta homónima que, por otro lado, casi destruye definitivamente su carrera, la cantante Mariah Carey ha podido desterrar ese rotundo fracaso comercial como el momento más “humillante” de su carrera y sustituirlo por el embarazoso suceso navideño que, en 2013, protagonizó su hijo Moroccan al vomitarle encima nada menos que a la entonces primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama.

“Rocky se encontraba un poco revuelto y salpicó el vestido de Michelle Obama, y esa ha sido la experiencia más humillante que he vivido en toda mi vida. Se quedó un poco con cara de querer decirle: ‘Gracias a ti jamás podré volver a ponerme este vestido. Te lo agradezco muchísimo, Rocky’“, ha rememorado la diva de la música sobre ese accidentado encuentro que tuvo lugar hace cinco años durante el tradicional encendido de las luces navideñas de la Casa Blanca.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Now that you’ve heard #Caution, be sure to get tickets to the CAUTION WORLD TOUR starting Feb 27 in Dallas! Tickets available at mariahcarey.com

Una publicación compartida de Mariah Carey (@mariahcarey) el

Pero ese momento de ‘tierra trágame’ no ha sido el único que la afamada intérprete, quien acaba de regresar por todo lo alto a la escena discográfica con el exitoso y muy bien valorado ‘Cautious’, ha compartido a su paso por el programa de televisión ‘Watch What Happens Live!’, ya que tampoco ha tenido reparo en resucitar el divertido lapsus que vivió en la última edición de la ceremonia de los Globos de Oro al sentarse por error en la silla de la legendaria Meryl Streep, a quien por cierto ya conocía personalmente.

“Eso fue mortificante también. Ya habíamos hablado hace unos años cuando hice [la película de 2009] ‘Precious‘, y me pareció increíble que Meryl Streep estuviera hablando tan bien de mi interpretación. Así que, cuando me senté sin querer en su asiento y llegó, me quedé de piedra y le dije: ‘No he hecho esto, por favor no digas que he hecho esto’. Y ella, que es muy dulce, me contestó: ‘No te preocupes, puedes sentarte aquí las veces que quieras’. Se lo tomó muy bien, la verdad”, ha explicado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

First snow of the season in New York!!!! Festive!!! ✨✨

Una publicación compartida de Mariah Carey (@mariahcarey) el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *