Marg Helgenberger: “CSI’ es la mejor serie en la que he estado nunca”

La actriz que interpretara a la icónica Catherine Willows hace balance de su carrera

«Hice muchas cosas antes de CSI, incluso gané un Emmy por Playa de China. Pero nunca estuve en nada con los niveles de éxito que tuvo CSI. Es extraño que se produzca un fenómeno global así. Sigo entendiendo esa serie como un regalo que me fue concedido». Quien habla al otro lado del teléfono es Marg Helgenberger (Fremont, Nebraska, 1958), que ha acudido a Montecarlo a la Ninfa de Cristal, el premio por toda su trayectoria televisiva concedido por el festival de televisión del Principado.

La suya es una carrera muy vinculada a la pequeña pantalla y forjada a lo largo de muchos años. Como recuerda a quien piense que no había series antes del año 2000, cuando arrancó CSI: Las Vegas y se metió en la piel de Catherine Willows, Helgenberger era una habitual del medio desde que se iniciara en él en 1982. De hecho, su Emmy lo ganó en 1988 por interpretar a una voluntaria civil en la guerra de Vietnam que también ejercía como prostituta en el drama Playa de China. Fue su primer gran papel hasta que CSI se cruzó en su camino.

Ahora, la que fuera la gran renovadora de los procedimentales (series centradas en el proceso de trabajo de policías, abogados, médicos… y que dedican cada capítulo a un caso) ha empezado a despedirse en Cuatro con la emisión los jueves de la 15ª y última temporada. Así, poco después de que los espectadores de la cadena se hayan tenido que despedir de Castle, también empieza el adiós de una exitosa franquicia que ha llegado a tener cuatro series en antena: Las Vegas, Miami, Nueva York y Cyber (que este verano también dirá adiós en la cadena de Mediaset).

Tras una pausa veraniega, los capítulos finales de CSI: Las Vegas llegarán en otoño. Será entonces cuando se podrá ver la despedida definitiva de la ficción, un adiós para el que regresaron personajes tan icónicos como Gil Grissom, Sara Sidle, Jim Brass o la propia Catherine Willows. Helgenberger recuerda ese regreso con emoción. «Fue triste porque la serie llegaba a su fin, pero a la vez estaba emocionada, quería volver a ponerme la ropa de Catherine Willows una vez más y decir esas frases tan inteligentes», rememora ahora, casi un año después de que se grabara la tv movie con la que se despide la serie.

1465917737_459988_1465921480_sumario_normal_recorte1

En realidad, Marg Helgenberger había abandonado CSI tiempo atrás, cuando la serie estaba en su temporada 12. Repite varias veces que no se arrepiente de su marcha, aunque recuerda su salida con emoción. «Cuando se acercaba el día trataba de imaginar cómo sería mi última escena, preparé un discurso para cada uno… Pasé mucho tiempo en el proceso de dejar ir el personaje, porque era una parte enorme de…, iba a decir de mi carrera, pero también de mi vida. No es algo que ocurra muy a menudo. No me arrepiento de haberlo hecho, creo que estaba preparada para un cambio. Pero creo que es la mejor serie en la que he estado nunca», afirma contundente. «Pero necesitaba borrar de mí esa identidad, moverme en una dirección diferente. He podido hacer otras cosas, interpretar otros personajes, viajar, estudiar guitarra, estudiar improvisación… No habría hecho nada de eso si siguiera vinculada a la serie».

El panorama ha cambiado mucho desde la televisión que se encontró CSI en el año 2000, cuando arrancó en Estados Unidos, y la que deja ahora. «Cuando empezó CSI no estábamos tan conectados a Internet. Existía el correo electrónico, claro, pero no las redes sociales, por ejemplo». Ni Netflix, Amazon, Hulu, ni todas las cadenas de cable que decidieron apostar por las ficciones por capítulos. El cuadro ha cambiado mucho y una serie como CSI puso su granito para que así fuera. «Crearon un género nuevo en televisión. Teníamos series de policías, abogados… pero nunca había habido una serie en la que resolvieran crímenes de la forma que lo hacíamos nosotros, con un equipamiento tan a la última, el uso de los flashbacks, las recreaciones para explicar la ciencia… CSI elevó el nivel en muchos sentidos: en la calidad estética, usando técnicas y narrativas innovadoras…», afirma la actriz.

Terminar en la temporada 15 no está nada mal, pero ¿CSI tenía todavía cuerda para rato o se despidió a tiempo? «Si preguntaras a alguien que todavía trabajaba en la serie, actores, guionistas, productores… decían que todavía tenían más historias para contar, tenían material para varios años más. Depende de con quién hables. Pero lo que está claro es que todavía tenían muy buenos guiones, no había decaído», considera la actriz. Ahora Marg Helgenberger se toma un breve respiro de la televisión tras tantos años en el medio (tras su salida de CSI participó en la serie Intelligence y en La cúpula) y tiene en preparación dos películas. «Pero echo de menos el formato televisivo», remata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *