Luis Suárez firma hasta el 2021

El delantero sella su renovación, después de que lo hiciera Neymar, y solo falta la de Messi

Joan Domènech

Luis Suárez firmará este viernes la renovación de su contrato con el FC Barcelona. El compromiso no terminaba hasta el 30 de junio del 2019, pero la directiva ha querido asegurar la continuidad del delantero dos años y medio antes de que acabara, incluyendo una mejora económica de sus condiciones. «La felicidad es completa porque estoy donde quiero estar», confesó Suárez al confirmar el pacto.

El nuevo contrato se alargará hasta el 2021 y podría ser ampliable en función del rendimiento de Suárez. Por entonces, tendrá 34 años. La misma edad de Leo Messi, el único componente del tridente que falta por alargar el contrato pese a que el suyo era el que vencía antes. Neymar prorrogó su acuerdo el pasado verano, aunque no se firmó hasta hace unas semanas. El brasileño también firmó hasta el 2021.

El compromiso de Messi se acaba en el 2018, pero el Barça todavía no ha iniciado las conversaciones para ampliarlo. Josep Maria Bartomeu dijo que las negociaciones se producirían cuando el futbolista quisiera. El padre del astro, Jorge, se encuentra en Barcelona, un signo que se ha interpretado como el simbólico inicio del proceso negociador.

Luis Suárez llegó al Barça en el 2014 y firmó un contrato por cinco temporadas. La cláusula de rescisión se situó en los 200 millones de euros. Y no se alterará. Se mantendrá igual, a diferencia de lo que pasó con Neymar. La del delantero brasileño, tras el último acuerdo, aumenta cada año. De 190 millones ha ascendido a 200 en la actual, subirá hasta los 222 la próxima campaña y se estabilizará en 250 millones entre el 2018 y el 2021. Messi, todavía, es el jugador más valioso del club con una cláusula de 250 millones.

LUIS SUAREZ  FOTO    Ignasi Paredes
LUIS SUAREZ FOTO Ignasi Paredes

El rendimiento de Luis Suárez se resume en la aportación de 97 goles en los 117 partidos que ha disputado de azulgrana. Anotó 25 en su primera campaña, que empezó tarde por la sanción de la FIFA por su expulsión en el Mundial de Brasil, en 43 partidos, y se disparó en la pasada temporada, con 59 goles en 53 partidos, que le llevaron a conquistar el trofeo Pichichi y la Bota de Oro.

Esta temporada suma 13 goles en 21 partidos. A nivel colectivo, el internacional charrúa suma ocho títulos: dos Ligas, dos Copas, una Champions, una Supercopa de España, una de Europa y un Mundial de Clubs: es decir, al menos uno en cada competición que ha disputado vestido de azulgrana.

«La ambición no la voy a perder. Ni espíritu de luchar y de ganar títulos tampoco», garantizó Suárez, asumiendo que solo el aspecto físico (tendrá 34 años) podría condicionar su aportación al equipo. Las perspectivas actuales serían de acabar su carrera entonces el Barça. La misma edad que tendrá Messi, también nacido en 1987, que aún no alargado el contrato. Suárez niega que su renovación y la de Neymar tengan el propósito de empujar a Messi a seguir los pasos sus amigos de la delantera.

«El mensaje del club es que está contento con nuestro trabajo y que quiere seguir ganando cosas importantes», observó Suárez, durante su participación en un acto publicitario de la firma que le equipa. «Mi felicidad sería completa si firma Leo, pero él ya es mayor para saber lo que tiene que hacer y lo que le conviene», añadió el uruguayo.

A Suárez le convino renovar, feliz de estar en el Barça. Y el domingo le conviene sumar un triunfo en el derbi ante el Espanyol para evitar que la brecha en la Liga respecto al Madrid pudiera ampliarse. «Tenemos que volver a hacernos fuertes en casa», dijo, aludiendo a la insólita debilidad azulgrana en el Camp Nou, donde solo ha vencido en tres de los siete partidos disputados.

«Mi felicidad sería completa si firma Leo, pero él ya es mayor para saber lo que tiene que hacer y lo que le conviene»

Tan convencido está Suárez de la imperiosa necesidad del equipo de reaccionar como de que la votación del Balón de Oro no se ajusta a la realidad. «Se lo daría cada año a Leo, por lo que juega, por lo que hace en cada partido y por lo que significa”, sentenció sin pretensión alguna de discutir los criterios que se emplean. Messi fue segundo, detrás de Cristiano. Suárez quedó cuarto, tras Griezmann.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *