Los usuarios de Facebook «hacen cola» para poder cerrar su cuenta

La red social está experimentando un nuevo exceso de demanda de la descarga de datos personales que la compañía tiene de cada usuario, un paso muy común previo al cierre definitivo

«Durante las últimas dos semanas, hemos experimentado un mayor volumen de solicitudes de descarga de la información personal de los usuarios. Más de lo habitual». Estas son las preocupantes declaraciones que un portavoz de Facebook ha hecho a «Recode» después de que la compañía recibiera quejas sobre la demora que están presentando las solicitudes de descarga.

El 2018 no está siendo el año de Facebook. Los usuarios, que cada vez desconfían más de la red social, están descargando los datos personales que la compañía posee de ellos. Y es que tras el escándalo de Cambridge Analytica, muchos quieren saber qué es lo que sabe exactamente la compañía tecnológica de cada uno de ellos. Este es, además, el primer paso que muchos usuarios decidan cerrar su cuenta.

La pregunta clave es la siguiente: ¿Por qué tanta gente quiere ahora saber qué datos personales maneja Facebook? Fue en 2010 cuando la compañía que fundó Mark Zukerberg lanzó dicha opción y por la que los usuarios acceden a la recopilación de publicaciones, fotos, amigos e incluso ubicaciones que la red social ha recopilado a lo largo de los años. Sin embargo, la mayor parte de los usuarios desconocían esta herramienta hasta que no estalló el escándalo de Cambridge Analytica esta primavera.

Ahora, la compañía está experimentando un nuevo exceso de demanda. «Se está demorando más en procesar las solicitudes. Estamos trabajando en ello y apreciamos la paciencia de la gente», aseguran desde Facebook, que reconocen los retrasos ante la avalancha de solicitudes que están recibiendo.

La popular red social no dirá, sin embargo, cuántas solicitudes recibe o cuántos usuarios han decidido cerrar su cuenta. Pero resulta curioso que este exceso de demanda se produzca justo después de que el «New York Times» publicara un informe sobre cómo los principales ejecutivos de Facebook, especialmente Zuckerberg y su directora de Operaciones, Sheryl Sandberg, se centraron en el crecimiento de la plataforma e ignoraron las señales de advertencia de la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses, algo que después ocultaron al público.

Mark Zuckerberg criticó la publicación del prestigioso diario y aseguró que no va a dimitir como director ejecutivo ni prescindir de su mano derecha, Sandberg. También la junta directiva de la compañía expresó su apoyo sobre los dos directivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *