Leo Messi guía al Barça a otra gesta

El astro azulgrana ha situado al Barça a solo un gol de superar al Madrid como el equipo más realizador en la historia de la Liga

Volvió Leo Messi a los entrenamientos del Barça, acompañado de Luis Suárez (como siempre) y de Arturo Vidal. Eran los últimos tres jugadores que faltaban para incorporarse a la plantilla por los días extra que había concedido Ernesto Valverde a quienes viajaron a Sudamérica. Dos sesiones (jueves y viernes) apenas para ponerse a tono y poder batir al Espanyol, el primero reto común de todos. Luego, cada uno, tendrá el suyo particular.

El de Vidal, por ejemplo, no se sabe todavía si es seguir en el Barça o marcharse al Inter de Milán después de conocerse, en primer lugar, el interés del club italiano -Antonio Conte, el entrenador, le tuvo a sus órdenes antes en la Juventus- y, después la denuncia al Barça por el supuesto impago de 2,4 millones en las variables de partidos jugados.

Con los goles, los títulos

Los retos de Messi, en plural, son mayúsculos porque marcan el devenir del club. No es una exageración: el Barça ha conquistado 10 de las últimas 15 Ligas, así de relevante es el actual capitán azulgrana. Una influencia que se traslada a partir de la bestial cantidad de goles que marca. A partir de ahí, manan los títulos.

«Cada vez que salgo a la cancha, salgo menos mentalizado en hacer gol y más en el juego», explicó hace unos días en una entrevista a LaLiga para conmemorar el 90º aniversario del campeonato español. Del que es, por suspuesto, el máximo realizador.

Desde que Messi ascendió al primer equipo, el Barça ha recortado la diferencia histórica de goles marcados que le separaba del Madrid hasta situarse a solo uno de distancia: 6.137 del Madrid por 6.136 del Barça. La ventaja blanca ha ido disminuyendo paulatina pero imparablemente desde el 2004, cuando el joven Leo debutó, hasta colocarse a tiro de los azulgranas. Con él se han marcado 81 goles más que el Madrid.

Los 15 de distancia que había antes de empezar el vigente torneo se han reducido a la mínima expresión. A uno. El Barça podría ponerse por delante de su eterno rival en esta faceta por primera vez desde 1962.

Bajón sin Cristiano

La presencia de Cristiano Ronaldo servía al Madrid para conservar un margen favorable. Con el portugués en el Bernabéu, el equipo anotó más de cien goles en ocho temporadas consecutivas. Desde que se fue, descendió a 94 y a 63 en la pasada campaña. El Barça mantuvo su capacidad productiva (99 y 90 tantos) después de haber traspasado la barrera de los cien tantos siete veces.

El análisis más simple puede sustentarse en que el máximo goleador de la historia del Barça sigue en el club (432 tantos en 465 partidos de Liga, 618 goles en todas las competiciones) y el del Madrid se marchó a la Juventus. Cristiano aportó 311 en nueve temporadas vistiendo de blanco. El que más.

Mejor acompañado

El portugués solo pudo celebrar dos Ligas, lo cual indica que no estuvo tan bien acompañado (ni dirigido) como Messi. Karim Benzema y el Madrid le echan de menos. Sobre todo, porque Gareth Bale ya ha desconectado emocionalmente –«Gales, golf y Madrid» son el orden de prioridades, según pregonó en una pancarta- y Eden Hazard todavía no se ha conectado entre tanta lesión.

Junto al capitán azulgrana sigue su inseparable Luis Suárez, con quien regresó de las vacaciones navideñas. Antoine Griezmann trata de apagar la nostalgia que sienten por Neymar, al que querrían recuperar el próximo verano.

Suárez sí juega mentalizado en marcar goles y no tanto en el juego. Es su misión. Es el delantero centro del equipo. Su pasado acredita que no tiene otros retos que el de seguir sumando dianas. Es ya el tercero en el ranking de goleadores ligueros del Barça tras haber superado a Ladislao Kubala y persigue a éste en el cómputo global sumadas otras competiciones. Le faltan cuatro goles.

Ese es su reto inmediato. La Supercopa de España que se jugará en Arabia la próxima semana y la Copa del Rey, en la siguiente, le ayudarán a lograrlo más pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *