Las redes 3G y 4G tienen una vulnerabilidad que permite espiar al usuario

La brecha de seguridad ha sido discutida durante la celebración de la macroconferencia de ciberseguridad Black Hat

Las redes 3G y 4G no más seguras que la vieja 2G, una vulnerabilidad de alto calibre permite espiar a los usuarios de los dispositivos con este tipo de conexión. El tema ha sido discutido durante la celebración de una de las macroconferencias de seguridad que ha tenido lugar en Las Vegas, Black Hat.

La falta de seguridad ante los usuarios está abriendo más la polémica sobre el espionaje masivo y la falta de privacidad. El problema de esta brecha radica en la falta de posibilidad de arreglar este fallo que se encuentra en el cifrado de uno de los protocolos, que también permite el rastreo del terminal.

Varios investigadores de telecomunicaciones del entorno universitario y empresarial han sido los descubridores de un fallo en la autentificación y la clave de validación que conecta al móvil con la red de su operador. La contraseña se basa en un contador en el sistema del operador para verificar los terminales y evitar ataques.

Un hacker puede utilizar esta brecha para monitorizar las llamadas o mensajes enviados y el seguimiento en tiempo real de la localización del dispositivo. Aunque la posibilidad de rastrear a un usuario se cierre a un área de 2km, los investigadores alertan que es un peligro para las personas.

Sin embargo, la vulnerabilidad no permite alterar esos mensajes o llamadas, solo la lectura de los mismos o la geolocalización del terminal. Ante la situación de ambas redes, a los investigadores les preocupa que ante la falta de soluciones la brecha continúe en la próxima generación de móviles 5G, aunque esperar que su desarrollo cierre estos agujeros.

La red 2G se va a ir apagando poco a poco, empezando por Australia donde algunas de las compañías de telecomunicaciones han confirmado que pondrán fin a la vieja 2G este año. Sin embargo, en España la red 2G aguantará más tiempo que la 3G, como en el resto de Europa. El motivo de esta decisión es garantizar la compatibilidad con los terminales antiguos que no pueden emplear esta tecnología.

La red 2G tiene la fecha prevista de su final para 2025, mientras que al 3G le queda menos y se desconectará en 2020. La idea es el aumento de terminales con 4G y el progresivo despliegue de los móviles de la generación 5G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *