Las mejores comidas para picar entre horas si tratas de adelgazar

Si no quieres sentirte como una boa después de comer puedes probar a tomar alimentos saciantes y sanos. Tu estómago te lo agradecerá

Vale, ha llegado la hora de comenzar la dieta, no lo postergues más. Te mueres de hambre pero no piensas rendirte, que ya llega el verano. El que la sigue la consigue, eso seguro, pero quizá cuando empieces a tener alucinaciones, presa del hambre, eches de menos algo que echarte a la boca. No hace falta que mastiques chicles sin descanso o hielo, por suerte.

Investigadores de la Universidad Laval de Quebec afirman que la mejor dieta para perder peso no tiene nada que ver con pasar hambre, sino más bien con llenar tu plato con alimentos altamente saciantes, como pimientos, frutas y verduras de agua, granos integrales, proteínas como las que ofrecen los huevos y el yogurt y también grasas, pero saludables. Parece un poco aleatorio, ¿no? Vamos a explicarlo mejor.

¿Estás satisfecho?

La dietista Wendy Brazilian lo explica en una entrevista concedida a ‘New York Post’: «Todos tenemos el ‘superpoder’, por decirlo de algún modo, de mantenernos totalmente satisfechos con la comida, solo que de diferentes maneras». Brazilian ha investigado ampliamente la saciedad y lo que realmente significa estar lleno y satisfecho. La saciedad es realmente algo psicológico, y el cerebro no recibe los estímulos hasta pasados una media de veinte minutos más o menos desde que empezamos a comer, que será el momento en el que nos sintamos llenos.

«Algunos alimentos que se usan justamente para perder peso afectan a nuestra saciedad mediante hormonas y compuestos que se liberan en respuesta a esos alimentos. Yo no los aconsejaría. Un error común en las personas que hacen dieta es confundir la plenitud con estar satisfecho, eso es lo que puede crear problemas a la hora de perder peso», explica. «La típica frase de ‘uf, estoy lleno’, tiene que acabar».

De hecho, estar muy lleno no trae ninguna ventaja y sí muchos inconvenientes: la digestión será peor y tendremos gases, hiperacidez, reflujo gástrico, estreñimiento… además tampoco conservaremos más energía. Si, por el contrario, te sientes satisfecho pero no a punto de explotar, te sentirás mejor todavía podrás tomar una infusión, que son altamente recomendables. «Lo mejor es adaptar una dieta saludable», explica la doctora. «En los estudios en que se han hecho muestras donde se hacía una dieta saciante frente a otra de cualquier tipo, por ejemplo, la keto, el grupo de la primera siempre perdió más peso».

«Y tampoco te vayas a creer que un plato de carbonara, que quizá podría parecer lo más saciante a priori, es lo que realmente tienes que comer», indica. «Hay otros alimentos que te ayudarán más a poder levantarte de la mesa y andar, sintiéndote liviano. Además, estos picoteos te servirán para no llegar muerto de hambre a la comida e ingerir menos».

Frutas y verduras ricas en agua

«Hay que tomar una sopa o ensalada todos los días», dice Brazilian, ya que el caldo y las verduras te ayudarán a luchar contra los atracones. Ahora que llega el verano, es la mejor estación para el melón, los pepinos y los tomates, así que si te entra hambre, en vez de prepararte un bocadillo, prueba con esto.

Aguacate

Aporta todos los beneficios de las grasas saludables y agrega cremosidad a la comida. Según la doctora, la textura también tiene mucho que ver con la saciedad. Además, estas grasas ayudan a retrasar la liberación de azúcar en sangre.

Huevos

«Se ha demostrado que las mujeres con sobrepeso consumen menos alimentos durante un día completo después de ingerir alimentos con huevos». Hay miles de recetas, desde añadir huevo duro a la ensalada a tomar los deliciosos huevos nubes. Elige tú.

Yogur

El yogur griego es rico en proteínas y agua, que pueden ayudarte a saciarte. Algunos estudios recientes han relacionado los alimentos que contienen calcio con la saciedad, así que con avena (por dar un toque de fibra) o fruta pueden ser lo mejor para esas largas horas entre la comida y la cena, o para desayunar.

Pimientos… ¿picantes?

¿Salsa picante para adelgazar? Pues sí. La doctora hace especial hincapié en estos pimientos específicamente, porque se ha demostrado que las verduras ricas en capsaicina estimulan el metabolismo y previenen la sobrealimentación futura. «En un estudio reciente se hizo una muestra con varios individuos a los que se les dio un plato de pimiento rojo coreano (gochugaru) antes de una pizza. Se demostró que tras comerlo, las propiedades saciantes eran tales que muchos de ellos no probaron la pizza. Hubo una disminución de alrededor de 200 kilocalorías después de la ingesta del plato de pimienta coreano». Si eres fan del picante, el tabasco, etcétera, ¡estás de suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *