Las islas del Pacífico perderán hasta un 80% de sus especies marinas hacia el final del siglo

Es la región más cálida del océano global y será la más severamente perjudicada por los efectos del cambio climático

Muchas naciones insulares del Pacífico perderán entre el 50 y el 80 por ciento de las especies marinas en sus aguas hacia el final del siglo XXI si el cambio climático continúa sin control, según un nuevo estudio del Programa Nippon Foundation-Nereus publicado en la revista Marine Policy que, además, aventura que este área del océano será la más severamente impactada por los aspectos del cambio climático.

«Bajo un escenario de cambio climático, se prevé que la región de las Islas del Pacífico se vuelva más cálida, menos oxigenada, más ácida y tenga una menor producción de plancton que forma la base de las redes alimentarias oceánicas», afirma la autora principal del estudio, Rebecca Asch, exalumna del Programa Nereus y profesora asistente en la Universidad de East Carolina (Estados Unidos).

Según advierte Asch, los científicos encontraron que la extinción local de especies marinas excedía el 50% de los niveles actuales de biodiversidad en muchas regiones y en ocasiones alcanzaba niveles superiores al 80%.

La región de las Islas del Pacífico es la más cálida del océano global. También es un área donde hay menos variabilidad estacional, pues la sensación de temperatura durante todo el año es como en el verano. Debido a que no hay estaciones drásticas, los animales en el Pacífico tropical pueden experimentar más impacto si las condiciones son cambiantes.

«El calentamiento adicional impulsará la temperatura del océano más allá de unas condiciones que los organismos no han experimentado en esta región desde los periodos geológicos», asegura el coautor de la investigación Gabriel Reygondeau. «Dado que ningún organismo que viva en el océano hoy tendría tiempo de adaptarse a estas condiciones más cálidas, muchos se extinguirán o emigrarán del Pacífico occidental, dejando este área con una biodiversidad mucho menor», explica.

Los autores examinaron los efectos del cambio climático en más de mil especies, incluidas las que viven en los arrecifes y las que viven en hábitats de aguas abiertas. Ambos grupos sufrieron disminuciones en la biodiversidad local, pero las tasas de disminución fueron mayores para las especies de aguas abiertas.

Estos cambios serían perjudiciales para las sociedades del Pacífico, que dependen en gran medida de las especies marinas para obtener alimentos, oportunidades económicas y patrimonio cultural. Estos países son, a menudo, países en desarrollo con menos recursos disponibles para las adaptaciones sociales al cambio climático. Además, el aumento del nivel del mar y el aumento de importantes tormentas podrían dar lugar a amenazas adicionales.

Según señala el coautor del estudio William Cheung, director de Ciencia de Nereus, «un punto alentador es que el alcance de estos cambios en la biodiversidad y la pesca se redujeron drásticamente en un escenario de cambio climático donde las emisiones de gases de efecto invernadero estaban cerca de lo que se necesitaría para alcanzar el Acuerdo Climático de París».

«Como resultado, estos cambios en las condiciones oceánicas no son inevitables, sino que dependen de las acciones inmediatas de todos los países para materializar su compromiso de limitar las emisiones de gases de efecto invernadero», concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *