Las bebidas que debes eliminar si quieres adelgazar y perder barriga antes de verano

Alcohol, zumos, refrescos azucarados y bebidas energéticas deben desaparecer de tu dieta si se trata de adelgazar y perder la grasa que nos sobra en el vientre

Adelgazar es un proceso que no se logra de un día para otro. Cada día, millones de personas toman la misma decisión: perder peso y deshacerse de los kilos que les sobran. Sin embargo, las esperanzas de la gran mayoría de ellos se diluyen en las primeras semanas y no consiguen completar su plan de adelgazamiento pese a las ganas con las que lo intentaron.

Eso sucede por varias causas: en unos casos no estamos convencidos de lo que vamos a hacer y, a las primeras de cambio, nos venimos abajo; en otros, la dieta que nos hemos preparado no es lo suficientemente válida y nos morimos de hambre después de sólo 48 horas. Eso demuestra que tampoco es una buena forma de adelgazar.

Por eso, hay veces que debemos prestar atención a la lógica y a lo que nos dicen los expertos: adelgazar es una buena decisión que tomamos cuando queremos perder peso y lucir nuestra mejor figura pero, al mismo tiempo, es necesario para nuestra salud cuando tenemos problemas de obesidad o de colesterol, entre otras posibilidades.

Bebidas prohibidas para adelgazar

Tenemos que tener en cuenta que todo lo que comemos y bebemos tiene calorías, por lo que hay que ser muy cuidadosos con nuestras comidas, pero también con las bebidas. De nada sirve comerse una ensalada o pasar un día con un menú de 1.500 calorías si cuando salimos del trabajo nos tomamos tres cervezas o un par de gintonics.

Esas calorías vacías no hacen ningún bien a nuestro cuerpo y tenemos que erradicarlas tan pronto como comencemos nuestro plan de adelgazamiento. Estas son las bebidas prohibidas para adelgazar y que tienes que borrar de tu dieta en el mismo momento en el que decidas perder peso y lograr la figura que siempre has deseado con un vientre totalmente plano.

La primera decisión es eliminar el alcohol. Hay algunos estudios que señalan que beber una copa de vino o de otra bebida alcohólica a diario no es perjudicial para la salud. Sin embargo, se sabe que beber demasiado alcohol provoca una ganancia de grasa abdominal, también en las personas que beben esporádicamente, es decir, que no toman bebidas alcohólicas a menudo, pero que en algún día suelto se pasan con las raciones.

Un estudio con más de 2.000 personas reveló que las personas que bebían alcohol regularmente pero no llegaban a la media de una bebida diaria tenían menos grasa abdominal que aquellos que no bebían alcohol tan a menudo, pero consumían más cantidades los días en los que sí lo hacían. Lo mejor, mientras estemos intentando adelgazar, es eliminar el alcohol por completo.

Cuidados con los azúcares

Eliminar la grasa acumulada en el vientre es algo complicado, sobre todo por la presencia de alimentos trampa. Son aquellos que aparentemente son sanos para la salud pero que acumulan azúcares añadidos a sus ingredientes naturales por lo que terminan siendo alimentos pocos sanos que aportan muchas calorías a nuestro organismo.

Un ejemplo de este tipo de alimentos son los zumos. Aparentemente son sanos, ya que los envases están llenos de preciosas frutas que se nos antojan muy saludables. Sin embargo, este tipo de bebidas se producen añadiendo multitud de azúcar por lo que no son nada sanas. Si queremos un zumo, que sea natural, no de bote o de brick. Para hacernos una idea: un zumo de 200 mililitros tiene una media de 20 gramos de azúcar.

Cuidado también con los refrescos: aquellos que no son ‘light’ o ‘zero’ tienen multitud de azúcar. Por ejemplo, cada lata de una de las bebidas de cola más consumidas del mundo tiene un total de 35 gramos de azúcar, por lo que puede arruinar toda la dieta que estamos haciendo. En estos casos es mejor optar, siempre, por bebidas light o con cero calorías.

Por último, no podemos dejar pasar el mundo de las bebidas energéticas: además de cafeína, estos productos contienen muchísimo azúcar, entre 30 y 40 gramos por cada lata, aunque las de medio litro acumulan más de 50 gramos de azúcar. Un sinsentido consumirlas habitualmente si estamos a dieta y queremos perder ese michelín que lleva meses adornando nuestro vientre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *