La pasta no te hace engordar: la dieta del equilibrio perfecto

La nutricionista Leanne Ward ha dado con la clave del régimen ideal, en el que se pueden comer carbohidratos sin problema siempre que se mantenga el equilibrio

Si estás tratando de cuidarte, como el 90% de la población del primer mundo, o saltas de dieta en dieta y tiras y acabas haciendo clic en páginas como esta, estás de suerte. Y todo porque la nutricionista Leanne Ward ha dado con la clave del régimen perfecto.

La joven, de 18 años, es toda una estrella en Instagram, donde ya tiene más de 211.000 seguidores. “Mi objetivo es mostrar a la gente que lo saludable no tiene que ser difícil, aburrido ni costoso”, asegura a ‘Femail’.

Según Leanne, la industria de la salud a menudo puede ser confusa para hombres y mujeres: “Saludable no significa contar calorías, hacer un ejercicio excesivo o pesarse todos los días. El aspecto saludable es diferente para todos, así que mi objetivo es enseñar a las personas, especialmente a las mujeres, a amar sus cuerpos, a nutrirlos y a entrenarlos con regularidad”.

Aprender a comer

La experta cree que todo es aprender a comer, pues “cuando ingerimos alimentos sanos y nutritivos durante un periodo de tiempo, nuestro cuerpo nos avisará de que ya hemos comido suficiente”.

Leanne comparte este mensaje en su perfil de Instagram, y otros como que una comida repleta de hidratos de carbono no te engordará, como, por ejemplo, un plato de pasta. Pues, como todo en la vida, es una cuestión de equilibrio.

Para Leanne, que tiene una Licenciatura en Ciencias de la Salud y un Máster en Dietética, el mayor mito de la nutrición es pensar que una misma dieta o estilo de alimentación funciona para todos por igual.

“No se deje engañar por pensar que lo que funcionó con tu amigo, vecino o colega podría funcionar para ti también. En el trabajo, la gente a menudo me pregunta cuánto peso o cuántas calorías como, pero es que no entienden que es completamente irrelevante”, apunta.

“Mido 1,83 metros, así que lo que como va a ser muy diferente para alguien que mide 1,53. Todos somos únicos, y una misma cantidad de alimentos no nos hace el mismo bien”.

Un día normal para Leanne Ward

La experta tiene como objetivo comer algo cada tres o cuatro horas porque está activa y tiene hambre regularmente.
DESAYUNO: huevos sobre una tostada con verduras revueltas o muesli casero con yogur griego o avena con semillas y una pizca de proteína en polvo.
MERIENDA: una pieza de fruta y 1/4 de taza de nueces y semillas, y un capuchino de soja; o una barrita de proteínas, palitos de queso y zanahoria.
ALMUERZO: ensalada con tofu a la parrilla, queso y patata asada; o atún, ensalada y queso; o salteados con fideos de arroz, verduras y proteína magra.
MERIENDA: tarrina de yogur griego natural y una cucharada de semillas de chía y dos cucharadas de granola casera o una pieza de fruta y una barra de muesli casera alta en fibra.
CENA: tortilla con dos huevos y 1/4 de taza de claras de huevo con muchas verduras y 1 o 2 tostadas, o salmón a la parrilla con arroz integral y verduras al vapor; o pizza casera o pan de pita con muchas verduras y proteína magra.
RECENA: una pieza de fruta o unas onzas de chocolate de buena calidad.

Acudir a profesionales

El consejo principal de Leanne es ver a un profesional: “Si estás haciendo ejercicio y te preguntas cuál debería ser tu entrenamiento o alimentación, consulta a un nutricionista o entrenador personal. En lugar de buscar en Google o preguntarle a tu amigo, invierte en su salud y consulta a alguien que lo haya estudiado durante cuatro años o más”.

Ella también recomienda sacar tiempo para cuidar tu salud y estado físico: “Todos tenemos vidas tan ocupadas y aceleradas que nunca encontramos tiempo para hacer nada. La mayoría de nosotros llegamos al final de cada día completamente agotados, y en cuanto llegamos a casa nos desmayamos en el sofá”.

La experta aconseja programar el entrenamiento en la agenda como si de una reunión de trabajo se tratara, es decir, algo que no puedes eludir. “También es importante dedicar una buena parte del domingo a preparar las comidas de la semana, ya que te ahorrará mucho tiempo y reducirá al mínimo la necesidad de comer fuera”.

Hablando sobre la preparación de las comidas, Leanne Ward, como muchas personas que están en buena forma, es una gran admiradora de la planificación: “Es un cambio de organización. La mayoría de las personas fracasan porque están ocupadas y comen deprisa y corriendo, o demasiado; la preparación de las comidas elimina la necesidad de cocinar cuando uno está cansado, ocupado o estresado”.

“No es necesario preparar las comidas cada día, incluso si sólo preparas el desayuno durante cinco días esta semana todavía tendrás cinco comidas saludables que de otro modo no hubiera sido posible”.

Es de bien nacido…

… ser agradecido. La experta también recomienda incorporar la gratitud en el régimen diario: “Dedica cinco minutos cada día a estar agradecido, así convertirás lo que tienes en suficiente. Aprende a estar agradecido por lo que ya tienes mientras persigues todo lo que deseas”.

Por último, Leanne dice que se trata de darse un descanso: “Así que si te comiste un brownie o una tarrina de helado, bienvenido al club, ¡todos lo hacemos! Una golosina no hará que ganes peso, de la misma forma que una ensalada no te hará saludable”.

“La gente necesita entender que todos somos humanos y que no podemos ser perfectos todo el tiempo. Si un día picoteas o te desvías de tu camino, no te preocupes, no es el fin del mundo”, afirma

En lugar de martirizarte, vuelve al rumbo en la próxima ingesta.
Tú puedes. ¡Ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *