La dieta vikinga, el régimen que conserva sana tu mente y adelgaza

Un nuevo estudio revela que el también llamado régimen nórdico conlleva beneficios como un menor deterioro de la memoria y de las habilidades mentales asociadas al paso de los años

Si has probado decenas de dietas y ninguna te funciona o, lo que es lo mismo, ninguna te dura más de una semana, es hora de que conozcas de qué va la dieta vikinga: podrás comer de todo, no pasar hambre y además adelgazar. También llamada dieta nórdica evita las restricciones estrictas para ofrecer un amplio abanico de posibilidades gastronómicas a sus seguidores, pues no se trata de privarse de los alimentos favoritos, sino de limitarse a las versiones más saludables de los mismos.

Esta dieta, nacida en el año 2004 de la mano de los chefs nórdicos René Redzepi y Claus Meyer, se basa en dejar de lado los alimentos procesados, aditivos y granos refinados centrando la alimentación en algunos de los platos y alimentos tradicionales de la gastronomía nórdica. Más vegetales y menos carnes; pescados, mariscos y algas; y comer plantas y carnes silvestres, son sus principales máximas.

Redzepi y Meyer observaron el aumento en el consumo de alimentos procesados y con aditivos en la dieta nórdica y decidieron servir en su recién inaugurado restaurante un menú degustación basado en platos elaborados con alimentos silvestres y foráneos: musgo, ramitas, algas marinas y corteza comestible junto a alce y arenque, centeno y ortigas.

¿Qué es la dieta vikinga?

Te estás liando, no te preocupes. A continuación detallamos, en nueve sencillos puntos, en qué consiste este famoso régimen. Se trata de un listado de principios elaborado por Emil Bruun Blauert, el chef Mathias Krog Holt, la doctora Charlotte Mithril y el emprendedor Claus Meyerexisten.

Incluir más frutas y vegetales en la dieta
También cereales de grano integral, como la avena, el centeno y la cebada.
Añadir pescados.
Comer carne de más calidad, pero en porciones más pequeñas.
Consumir comida orgánica.
Evitar los aditivos.
Adaptarse a cada estación del año.
Aumentar las comidas caseras.
Ingerir menos comida basura.

Mente sana

En el marco de la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer celebrada Londres, se presentaron los resultados de un estudio acerca de la dieta vikinga. El experimento, realizado por el Karolinska Institute, examinó a 2.223 personas para averiguar si este régimen tenía algún efecto sobre la función cerebral. Tras analizar los resultados, los investigadores encontraron que aquellos que seguían la dieta nórdica tenían un menor deterioro de la memoria y de las habilidades mentales, asociadas a la vejez.

No solo mejorarás tu mente, también adelgazarás, siempre y cuando reduzcas el consumo calórico diario. La redactora de ‘Vogue’ Kate Christensen hizo la dieta durante tres semanas y experimentó importantes cambios beneficiosos en su vida. “Bebía más agua que de costumbre, había aumentado mi ejercicio semanal a dos clases de pilates y a menudo corría carreras de ocho kilómetros, además estaba durmiendo mejor y disfrutaba de una sensación de saciedad sin demasiada ansiedad con la comida”, asegura la periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *