Kylie Jenner usa su jet privado para un vuelo de 17 minutos

Los activistas medioambientales han puesto el grito en el cielo ante la decisión de la empresaria, acusándola de derrochar combustible de forma innecesaria

Los jet privados son una de las compras favoritas de las celebridades. En 2017 Johnny Depp le aseguró a sus contables que ni su familia ni él se planteaban viajar en aerolíneas comerciales sin importar lo graves que fueran sus problemas económicos entonces, y Antonio Banderas, que siempre ha sido uno de los actores más discretos de Hollywood, justificó la adquisición de un avión de cuatro millones de euros alegando que le había hecho ganar calidad de vida.

Las hermanas Kardashian-Jenner también viajan casi exclusivamente en vuelos privados, pero solo Kylie Jenner y Kim Kardashian tienen sus propios jets, que además han personalizado a su gusto inscribiendo sus iniciales en la cabina y en el exterior. La primera no duda en fletar el suyo a la menor ocasión y el pasado martes lo utilizó para volar dentro del estado de California, de Camarillo a Van Nuys, en una travesía de 17 minutos que podría haber hecho en coche en menos de una hora.

Los activistas medioambientales han puesto el grito en el cielo ante la decisión de la empresaria, acusándola de derrochar combustible de forma innecesaria. Ella no ha salido al paso de las críticas explicando, por ejemplo, si realizó alguna donación para compensar las emisiones de carbono. En su cuenta de Instagram sí que ha publicado varias imágenes en las que posa dentro del aparato y otra en la que su novio Travis Scott y ella se besan frente a sus respectivos jets junto al mensaje: “¿Vamos en el tuyo o en el mío?”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.