Kim Kardashian: una ola de críticas la hizo retractarse y olvidar “Kimono”

Su línea de ropa moldeadora desató una controversia internacional

El anuncio de que Kim Kardashian iba a lanzar una colección de ropa interior moldeadora que prometía realzar las curvas de todas las mujeres y camuflarse a la perfección bajo cualquier atuendo se vio seguida de una fuerte polémica debido a la marca que había registrado para esa última aventura: Kimono.

Las críticas por cruzar la línea de ese fenómeno que se ha bautizado en los últimos años como apropiación cultural no tardaron en lloverle, y el mismísimo alcalde de Kyoto le envió una carta pidiéndole por favor que no utilizara una palabra asociada a la cultura japonesa y su vestimenta que en la actualidad está tratándose de que sea reconocida como patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Being an entrepreneur and my own boss has been one of the most rewarding challenges I’ve been blessed with in my life. What’s made it possible for me after all of these years has been the direct line of communication with my fans and the public. I am always listening, learning and growing – I so appreciate the passion and varied perspectives that people bring to me. When I announced the name of my shapewear line, I did so with the best intentions in mind. My brands and products are built with inclusivity and diversity at their core and after careful thought and consideration, I will be launching my Solutionwear brand under a new name. I will be in touch soon. Thank you for your understanding and support always.

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Ahora la esposa de Kanye West ha anunciado que no comercializará su línea de fajas bajo la marca Kimono, alegando que siempre está dispuesta a escuchar a sus fans y a aprender y evolucionar en su faceta como empresaria cuando se equivoca.

“Mis marcas y productos se construyen sobre la piedra angular de la diversidad y la inclusividad, y tras mucho pensar y reflexionar, he optado por sacar al mercado mis prendas moldeadoras utilizando otro nombre. Os daré más información muy pronto. Gracias por vuestro apoyo y comprensión”, ha añadido.

No cuesta demasiado imaginar que, cuando se le ocurrió la opción de Kimono para representar su última apuesta en el mundo de la moda, la celebridad estaba tratando de realizar un juego de palabras utilizando su propio nombre como ya ha hecho en ocasiones anteriores al crear, por ejemplo, sus Kimojis, unos emoticonos inspirados en su persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *