Kim Kardashian se enfrenta a una demanda de 64 millones de euros

La empresa de la presentadora es acusada de infringir una patente por promocionar las carcasas de móvil LuMee

Pese a lo que puede parecer, a Kim Kardashian no siempre le van bien los negocios. La más popular de las hermanas del clan Kardashian se enfrenta ahora a una demanda de 100 millones de dólares (unos 64 millones de euros) por infringir las leyes sobre patentes por las carcasas de móvil LuMee que promociona.

Hooshmand Harooni dice ahora que LuMee le robó la idea y ha asegurado a la BBC que en 2013 patentó un “accesorio con luz integrada y una carcasa para los dispositivos móviles” y que vendió la licencia a una compañía llamada Snaplight. Ahora asegura que los beneficios de dicha compañía se han visto afectados por la promoción que hace Kim Kardashian de un producto similar, pues que la reina del selfie hable del artículo como el mejor para iluminar sus fotos tiene mucho peso.

“LuMee creó dudas sobre nuestra integridad operativa” al lanzar sus carcasas, se ha quejado el fundador de Snaplight. “Es ilegal intentar monopolizar el mercado”, ha afirmado Bardia Rahum de una práctica que ha considerado de falta de ética. Harooni y Snaplight dicen que LuMee se aprovechó de su tecnología patentada y que han convertido la pelea en algo injusto al asociarse con una personalidad como Kim Kardashian, que ha promocionado este producto (que cuesta entre 30 y 60 euros) en numerosas ocasiones en sus seguidas redes sociales (tiene 165 millones de seguidores entre sus cuentas de Twitter, Facebook e Instagram). Es más, en los documentos legales aseguran que la presentadora se lleva un porcentaje de los beneficios de LuMee.

Por ese motivo, la compañía presentó este pasado lunes en una Corte Federal de California una demanda contra Kardashian, de 36 años, por 64 millones de euros, cifra que consideran que cubrirá sus pérdidas de beneficios, ya que ella se está llevando un porcentaje de los beneficios de las ventas de LuMee.

La firma Urban Outfitters también es objeto de la demanda por haberse beneficiado del incremento de las ventas de las carcasas de esta marca. Aunque lacelebrity no se ha pronunciado sobre esta batalla legal, sus representantes han asegurado en un comunicado que la demanda por la patente no tiene ningún sentido y que su representada no ha hecho “absolutamente nada malo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *