Kevin Durant estrena mansión en Hidden Hills antes de jugar con el Dream Team en los JJOO

El actual jugador de los Nets de Brooklyn concretó la compra de su nuevo y lujoso hogar antes de tomar un avión con destino a Japón

El basquetbolista Kevin Durant, de 32 años y quien forma parte del Dream Team que jugará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, compró hace unos días una imponente mansión en el área de Hidden Hills, en California.

El inmueble, por el que desembolsó $15.6 millones de dólares y se sitúa en una comunidad cerrada, fue construido este mismo año por un desarrollador local.

La venta se concretó en una operación fuera del mercado, por lo que se desconocen mayores detalles sobre el interior y exterior de su nueva residencia.

De acuerdo al portal Dirt, que fue el medio de que dio a conocer la noticia, la propiedad es de estilo granja y cuenta con una extensión cercana a los 10,000 pies cuadrados y se ubica en un lote de 1.8 acres.

Otro dato que se conoce es que el nuevo hogar del jugador de los Nets de Brooklyn se ubica a muy poca distancia del de Ben Simmons, el ex de Kendall Jenner y actual jugador de los 76ers de Filadelfia, por lo que no sería de extrañar que de vez en cuando se citen para jugar un partido de basketball.

La casa será utilizada por Kevin Durant como un refugio de verano o de fin de semana, pues todavía seguirá jugando en la ciudad de Nueva York por unas temporadas más.

Cabe recordar que el estado de California no es para nada desconocido para el nacido en Washington, pues ahí vivió durante las tres temporadas que portó el jersey de los Golden State Warriors.

En aquel entonces poseía una muy linda vivienda frente al mar en el área de Malibú, de la que se deshizo tras vendérsela a Anthony Zuiker, creador de la serie ‘CSI’, por $12.2 millones de dólares.

Aquella residencia, por la que él había pagado $12.05 millones de dólares y que era de tres pisos, contaba con una extensión de 3,423 pies cuadrados, con cuatro recámaras y con seis baños.

También gozaba de vestíbulo, cocina, comedor, sala de estar, sala principal, sala de televisión, biblioteca, sala de cine, cava de vinos, ascensor, entre otras habitaciones.

Al exterior contaba con una terraza con vista al mar, en la que tenía un jacuzzi con su respectiva área de spa, así como una escalera con acceso directo a la playa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de James Harris (@jamesbondst)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *