Japón se niega a organizar Mundial de Clubes y Brasil quiere ser anfitrión

El interés de Río de Janeiro en albergar el Mundial fue anunciado este jueves por el secretario municipal de Hacienda y Planificación, Pedro Paulo

La ciudad brasileña de Río de Janeiro postulará su candidatura como sede del Mundial de Clubes de la FIFA de este año tras la decisión de Japón de desistir del evento previsto para diciembre, por la pandemia de la covid-19.

El interés de Río de Janeiro en albergar el Mundial fue anunciado este jueves por el secretario municipal de Hacienda y Planificación, Pedro Paulo, tras declarar como exitosa la apertura al público del Maracaná tras más de un año y medio de permanecer cerrados los estadios en Brasil.

Estamos iniciando las negociaciones para que la final del Mundial de Clubes pueda disputarse en Río de Janeiro luego de que Tokio renunciara al evento”, dijo el funcionario a periodistas.

Añadió que tales negociaciones incluyen la alcaldía, la FIFA, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y el Flamengo, el club más popular de Brasil y que administra el estadio Maracaná.

“Estamos conversando con todos para que la ciudad pueda disputar la sede del Mundial”, agregó.

Pese a que Brasil es el segundo país en número de muertes por covid en el mundo y el tercero en número de contagios, la reducción del promedio diario de fallecimientos y de casos a sus menores niveles en varios meses llevó a la Alcaldía a autorizar la reapertura del Maracaná para partidos del campeonatos nacionales.

La primera prueba fue realizada en la noche del miércoles, en el partido en que el Flamengo venció por 2-0 al Gremio y garantizó cupo a las semifinales de la Copa do Brasil ante 6.446 hinchas, que tuvieron que presentar certificado de vacunación y examen negativo de diagnóstico de covid para ingresar al Maracaná.

“Consideramos que, con el regreso del público a los estadios con los protocolos de seguridad siendo cumplidos con responsabilidad, es posible volver a recibir aficionados. No tengo dudas de que la estrategia de la alcaldía de permitir el regreso responsable del público al Maracaná permite atraer nuevos eventos deportivos para la ciudad”, aseguró.

El secretario dijo que tanto el Maracaná como Río de Janeiro están preparados para albergar eventos como el Mundial de Clubes tras recibir la final del Mundial de 2014, los Juegos Olímpicos de 2016 y otras competiciones deportivas de interés internacional.

Río de Janeiro, además, fue sede en 2000 del primer Mundial de Clubes organizado por la FIFA antes de que la competición, en su actual formato, pasara a ser disputada anualmente alternativamente en países como Japón, Catar y Marruecos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *