Google Pixel 3 XL: una sola cámara para dominarlos a todos

El nuevo terminal del gigante de internet añade una controvertida pestaña superior como la del iPhone X, apuesta por una doble lente en la parte frontal e incorpora algunas de las especificaciones exigidas a un terminal de esta índole

Hablar de Google Pixel es hablar de uno de los mejores móviles Android del mercado, por no decir el mejor. Cuando el creador del sistema operativo y el hardware son el mismo, se nota, tal y como Google lo ha ido demostrando en los últimos años y más con Pixel 2 y, ahora, con su sucesor, el Pixel 3 y, sobre todo, elPixel 3 XL.

Un terminal muy a tener en cuenta, que viene precedido de una de las mayores filtraciones de la histoira y que, pese a su diseño continuista y los pocos cambios introducidos, ha mejorado algunos detalles para marcarse una de las mejores cámaras móviles del año. Como bien resalta Google, no se trata de una empresa de hardware sino de software, y pese a que sus especificaciones no son muy llamativas así de entrada, sí lo son el resultado combinado junto a su software.

Una única lente para ¿dominarlos a todos?

Su cámara, sin embargo, es uno de sus principales atributos que destaca por encima de todo lo demás. Todos los fabricantes se han dedicado a mejorar el hardware en una escalada sin fin de más megapíxeles y más objetivos. Samsung, por ejemplo, ya ha incorporado cuatro cámaras a su Galaxy A9, y el resto de fabricantes líderes de mercado, ya instalan tres.

Mientras que Google ha decido seguir con la misma cámara que el año pasado en el Pixel 2 de tan sólo 12 megapíxeles y F1.8. El resultado, una maravilla. Aquel modelo ya fue la mejor cámara del 2018, o estuvo cerca de ello, dependiendo a quién se le pregunte. Pixel 3 bien podría ser la mejor cámara del 2019. Vamos a comparar las imágenes tomadas con un Huawei P20 Pro, otra de las grandes cámaras del año con tres objetivos, y el Google Pixel 3 XL con un sólo objetivo donde todo es fruto de la inteligencia artificial que aplica una vez obtenida la fotografía.

En la fotografía de interiores, el Pixel se comporta de manera sostenida y solvente. A todos nos encanta sacar fotos de la comida, que parece una fotografía sencilla, pero no lo es tanto, teniendo en cuenta la mala iluminación de la mayoría de los restaurantes. En este primer round, el Pixel 3 XL es un claro ganador en el fantástico balance de blancos que logra sin usar flash. En los exteriores con sombras y muchos contrastes, las escenas más complicadas son las que tienen zonas iluminadas y oscuras, y encontrar el equilibrio entre ellas, sin oscurecer demasiado una o quemar la otra.

En este caso, también Google Pixel 3 logra un mejor equilibrio que el P20 Pro. Se pueden apreciar las montañas y el lago que están iluminados por el sol, mientras que en la foto del teléfono de Huawei quedan totalmente quemadas. Eso sí, pese a su calidad, la cámara del terminal no logra, en cambio, moverse con brillantez en otras escenas como las imágenes de larga distancia. Las fotos con zoom quedan a un nivel muy precario si lo comparamos con otros rivales como el P20 Pro, un prodigio de la técnica en este sentido. El efecto del súper zoom de Google sí mejora la imagen a distancia, pero no hace milagros.

En donde más esfuerzos ha depositivado el gigante de internet es en la cámara frontal, que generalmente se destina a crear «selfies». Es este caso, el terminal dispone de dos lentes que sí suponen una mejora frente al Pixel 2 -que sólo tenía una cámara-. Con todo, sigue haciendo uno de los mejores «selfies» del mercado. Además, ahora con el doble objetivo logra un 184% más de espacio en el selfie, algo que se nota mucho en la amplitud de la imagen, sin necesidad de usar un palo selfie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *