Giorgio Armani prepara su sucesión

El diseñador italiano deja una buena parte de su fortuna a causas benéficas

El diseñador italiano Giorgio Armani (83 años), dueño y responsable del imperio Armani, la segunda casa de moda más grande de Italia después de Prada, está preparando su retirada. Así lo ha confirmado en una entrevista en el «Corriere della Sera», donde explica los planes de futuro que tiene, aunque no desvela quién le sustituirá al frente de la empresa cuando decida jubilarse.

«Es algo duro, muy duro», asegura durante la entrevista, refiriéndose a su retirada del mundo de las pasarelas. Y añadía: «Una cosa es ser consciente de que ya tienes una edad, otra es saber que cargas con el futuro de 8.000 personas, que 8.000 personas dependen de ti».

Lleva cinco años planeando su retirada para dejar las cosas bien atadas en esta empresa que factura 2.500 millones de euros al año. Poco a poco ha ido dando pasos para que puede dejar su marca con tranquilidad. Así, en 2016 creó una fundación con su nombre con el objetivo de salvaguardar el futuro de la empresa de moda, como también ha hecho Warren Buffett o Bill Gates.

Esta misma fundación tendrá la última palabra en las decisiones que se tomen en el consejo de administración de la casa de moda cuando él fallezca. La mayor parte de las acciones de su imperio serán transferidas a la que creó expresamente y sus herederos recibirán las participaciones restantes del grupo.

Armani no tiene hijos, pero sí dos sobrinas que trabajan en la compañía, además de un primo que es miembro de la Junta. Por eso, para él es tan importante dejar las cosas bien atadas para que, en el futuro, no haya problemas. «La Fundación Armani tendrá el doble objetivo de invertir en actividades benéficas a favor de niños y ancianos desfavorecidos y gestionar la empresa Giorgio Armani Spa y garantizar su equilibrio», aseguraba el creador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *