Facebook reconoce una brecha de seguridad que afecta a 50 millones de usuarios

No se sabe quién está tras el ataque, detecado el martes y frenado el jueves, ni si se accedió a información

Facebook suma otra crisis. Y van… Este viernes la compañía fundada por Mark Zuckerberg ha informado de que piratas informáticos han podido robar información asociada a las cuentas de 50 millones de usuarios en una acción que podría haber permitido a los atacantes tomar control de cuentas.

La empresa no ha identificado aún el origen del ataque ni a los responsables, explica que está en las fases iniciales de la investigación y ha anunciado que ha informado a las autoridades. “Nos lo tomamos realmente en serio”, ha dicho Zuckerberg en una llamada con periodistas. “Estoy contento de que lo descubriéramos pero definitivamente hay un problema con que esto sucediera en primer lugar”.

«Ver como»

El martes, según ha revelado en un post Guy Rosen, uno de los vicepresidentes de la compañía, se detectó el ataque. En este los piratas aprovecharon una debilidad en el código de la herramienta “ver como”, que permite a los usuarios ver cómo el resto ve su perfil (y que, paradójicamente, se desarrolló supuestamente con la intención de que los usuarios tuvieran más control sobre su privacidad). Después los hackers se hicieron con la especie de llaves digitales que permiten a los usuarios no tener que introducir las claves de acceso cada vez, con lo que los piratas podrían haber tomado control de las cuentas afectadas.

El jueves por la noche, según Facebook, el problema estaba arreglado. De momento no se ha determinado aún “si las cuentas se usaron o si se accedió a alguna información”, según el comunicado público de la empresa. La herramienta “ver como” se ha deshabilitado mientras se investiga. A los usuarios de los 50 millones de cuentas atacadas se les ha pedido que salgan de sus cuentas y vuelvan a entrar introduciendo sus claves de acceso (que no se ha pedido cambiar). Lo mismo se ha hecho con otros 40 millones de cuentas que han usado la herramienta “ver como” en el último año.

Crisis de confianza

Lo sucedido agrava la crisis de confianza que enfrenta Facebook, deteriorada especialmente en los últimos meses, después de que saliera a la luz el escándalo de Cambridge Analytica. La empresa no está teniendo pleno éxito en convencer a sus usuarios, y a los legisladores, de que es capaz de controlar y proteger la enorme cantidad de datos e información que ha logrado amasar mientras acumulaba usuarios (no solo a través de la red social, sino también de otros servicios como Whatsapp o Instagram).

Facebook tampoco ha demostrado ser capaz de corregir las vulnerabilidades que permitieron que fuera y esté siendo utilizada en campañas de propagación de desinformación en todo el mundo. Muchos ponen en cuestión la autenticidad de su compromiso con la privacidad cuando son los datos de sus usuarios los que constituyen la base de su modelo de negocio. Y este último ataque hace que vuelva a perseguir de nuevo a Zuckerberg la frase que pronunció ante el Congreso de Estados Unidos cuando testificó por el escándalo de Cambridge Analytica: “Tenemos responsabilidad de proteger sus datos y si no podemos hacerlo no merecemos servirles”, dijo entonces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *