Estos son los alimentos que tienes que pedir en los bares si quieres salir y adelgazar

Salir de bares y estar a dieta no tiene por qué ser incompatible si sabes escoger bien qué pedir en cada restaurante para comer y seguir perdiendo peso

Perder peso y salir de bares no tiene por qué estar del todo reñido. Aunque si se está siguiendo una dieta lo más recomendable es no saltársela, las consecuencias de una noche de tapas o pueden no ser tan terribles si a la hora de escoger qué platos se piden y cuáles no se tiene en cuenta cuál es el valor calórico de cada uno y se opta por la opción más saludable que permita seguir perdiendo peso sin renunciar a una noche de bares con amigos.

Sí a los tacos de verduras y no a las quesadillas

Los restaurantes mexicanos están de moda, así que puede que te toque asistir a uno de estos para celebrar el cumpleaños de un amigo mientras en plena operación de pérdida de peso. No te preocupes. La mayoría de estos establecimientos ofrecen una versión vegetal de sus platos que puedes escoger para huir de las calorías. Además, casi seguro que puedes optar por unos tacos de verduras, verduras y pollo (sin salsa a poder ser, y sobre todo, sin queso) o unos de pescado y verduras.

Eso sí, para los no vegetarianos Jim White, el propietario de Jim White Fitness and Nutrition Studios, según recoge la publicación Eat This, Not That, recomienda agregar pollo o gamas a las tortitas ya que estos alimentos agregan proteínas y favorecen la sensación de saciedad.

Mejor brochetas que nachos

Otro plato que evitar en los mexicanos son los nachos. Aunque el pollo o la carne que puedan llevar es rica en proteínas, este plato se sirve generalmente acompañado de salsas de queso o crema ágria que si se suman a los propios nachos fritos lo convierten en una bomba calórica. Como alternativa puede optarse por pedir unas brochetas a la plancha de carne y verdura a la parrilla.

Alitas de pollo: mejor sin nada que rebozadas

Las alitas o el pollo en cualquiera de sus versiones, mucho mejor al natural que rebozado. Aunque llamen mucho la atención en la carta de los bares los rebozados, muchos establecimientos ofrecen opciones más saludables de entrantes como las alitas a la parrilla o el pollo acompañado de alguna vinagreta.
Cualquier alimento rebozado o frito está desaconsejado y cuando se sale de bares debe descartarse inmediatamente. Este tipo de comidas, además de no facilitar la pérdida de peso puede provocar, si se consumen de manera abusiva, enfermedades cardíacas.

Albóndigas o hamburguesas sin pan

El pan blanco es el enemigo de las dietas. Por eso, a la hora de escoger entre unas albóndigas o unas mini hamburguesas siempre es mejor opción decantarse por las primeras. Además, las mini hamburguesas, aunque sean de tamaño pequeño, incluir ingredientes muy calóricos como el queso o salsas de tomate o hamburguesas que es mejor evitar si se quiere perder peso.

En asíaticos: mejor edamame que gyozas

Aunque en los restaurantes asiáticos la comida sea aparentemente más saludable que en otros tipos de establecimientos, aquí también es importante escoger bien qué tipo de plato se pide si se quiere seguir perdiendo peso. Una buena recomendación es decantarse por pedir edamame. Se trata de un plato elaborado a base de vainas de soja hervidas con agua y sal que que aporta muy pocas calorías y un alto valor proteico al organismo. Este plato s sencillo de encontrar en los restaurantes chinos y japoneses de España y puede ser una buena solución para no renunciar a una comida o cena con amigos mientras se está haciendo dieta.

En los asiáticos se debe huir de las gyozas. Pese a que es uno de los platos preferidos de los amantes de este tipo de comida, estas empanadillas pueden aportar hasta 80 calorías por cada una.

Sí al sashimi de atún, no al sushi ‘especial’

Si estás en un japonés lo mejor para disfrutar de la comida y seguir perdiendo peso es optar por el sashimi de atún. Este plato es casi todo proteíanas y al consumirlo reunciando al arroz que acompaña casi siempre al sushi, se reducirá el consumo de calorías manteniendo el de nutrientes.

En estos restaurantes el enemigo a batir son los rebozados y las salsas. Lo mejor es optar siempre por versiones clásicas de sushi o sahimi y olvidarse de rollitos rebozados o de tipos de sushi que se sirven acompañado de salsas.

Mejor hummus que crema de espinacas

En un restaurante de comida oriental o griega la mejor opción es optar por ‘dippear’ con hummus. Ese plato preparado a base de garbanzos es muy saciante y no contiene un alto valor calórico. Además, siempre es mejor combinarlo con palitos de verduras (las zanahorias combinan muy bien con el hummus), que con palitos de pan.

Sin embargo, uno de sus principales competidores en este tipo de restaurantes, la salsa de espinacas y alcachofas, es menos aconsejable, ya que suele contener queso o mayonesa que le aporta muchas más calorías de las recomendables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *